Jefe de la policía de Roma es sepultado tras sucumbir al COVID-19

ROMA — Mientras los vientos fríos de enero se desplazaban hacia el área, familiares y miembros de la comunidad compartieron la calidez de su amor y admiración por el jefe de policía Jorge H. García, quien murió el lunes por complicaciones debido al COVID-19.

Los dolientes se reunieron para un pequeño servicio celebrado en el Gladiator Arena de la Preparatoria Roma el miércoles por la noche.

A la familia y amigos de García se unieron agentes de policía de Roma, agentes del sheriff del Condado Starr y otros agentes policiacos para rendir homenaje a García.

Sus seres queridos compartieron historias de su tiempo con él y consolaron a su familia durante el servicio y la visualización que se llevó a cabo durante todo el día.

“Hemos disfrutado escuchar todas las historias que tienen de papá y nos da mucho consuelo saber que tocó a tanta gente y que todos llegaron a conocer a un gran hombre”, dijo su hija Sashelly García. “Pero permitanme decirles que fue un padre aún mejor”.

El jueves por la mañana, la participación en la procesión fúnebre del jefe fue significativa, ya que muchos rindieron sus respetos finales por un hombre que ha sido aclamado por colegas y familiares como un individuo “desinteresado” amado por muchos y que tenía una “tremenda fe”.

García, de 58 años, murió el lunes por la mañana en DHR Health en Edinburg después de una batalla de un mes contra la enfermedad del coronavirus.

El administrador de la ciudad de Roma, Crisanto Salinas, dijo que García le notificó el viernes después del Día de Acción de Gracias que había dado positivo. Luego, el 3 de diciembre, su familia informó en las redes sociales que su salud había empeorado severamente y que estaba luchando por su vida.

Después de 36 años en el Departamento de Policía de Roma y más de 27 años como jefe, García se jubilaría el 31 de diciembre, confirmó Salinas.

El subjefe Francisco García se desempeña actualmente como jefe de policía interino.

En un comunicado publicado en Facebook, la ciudad expresó su pesar por la pérdida de su jefe y destacó sus logros.

“A través de su fuerte liderazgo y compromiso, el jefe García sentó las bases para construir una fuerza policial orientada a la comunidad, comprometida a servir y proteger la vida y la propiedad”, declaró la ciudad, señalando que durante los últimos cuatro años del tiempo de García como jefe de policía, Roma estuvo continuamente entre las 10 ciudades más seguras del estado.

“Todos los que lo conocieron extrañarán profundamente el liderazgo desinteresado, la sonrisa y la tremenda fe del jefe García”, continuó el comunicado. “Extendemos nuestro más sentido pésame a su amada familia y continuaremos orando por ellos mientras todos lamentamos su fallecimiento”.

Mientras ella y su familia lloraban su pérdida durante el servicio del miércoles, Sashelly García dijo que el evento fue más como un “hasta luego” para su padre.

“No me gusta pensar que perdimos a mi papá, me gusta pensar que el cielo ganó un soldado”, dijo García. “Así que vamos a consolarnos con eso”.

El jueves por la mañana, las fuerzas policicas de múltiples agencias en todo el Valle del Río Grande y más allá, realizaron una procesión por el exjefe que lo acompañó al County Memorial Cemetery del Condado de Starr, donde finalmente fue sepultado.