EDINBURG — Durante una audiencia con tensos momentos del comité ejecutivo el lunes por la mañana, la Liga Interescolar Universitaria (UIL) votó unánimemente para imponer sanciones y castigos adicionales a la Secundaria de Edinburg, al entrenador en jefe de fútbol de los Bobcats, JJ Leija, y al liniero defensivo Emmanuel Duron después de un incidente el 3 de diciembre cuando Duron hizo “contacto físico inapropiado con un oficial”, después de ser expulsado de un juego de zona del Distrito 31-6A contra los High Bears de PSJA.

El comité ejecutivo de cinco personas de la UIL votó unánimemente para suspender a Duron, un estudiante de último año, para todas las actividades aprobadas por la UIL durante el resto del año académico 2020-21.

Además, el comité votó unánimemente para colocar a Leija en un período de prueba de un año a partir del inicio del año académico 2021-22 y para colocar todos los programas deportivos de Edinburg High en un período de prueba que comenzará inmediatamente y concluirá al final de el año escolar 2022-23.

Si ocurren infracciones adicionales durante esos períodos de prueba, la UIL declaró que buscaría castigos más “severos” para el programa atlético de Leija y Edinburg High que potencialmente podría descalificar a todos los equipos atléticos de la escuela de participar en los juegos de postemporada por hasta tres años completos y / o suspender a Leija de participar en eventos como entrenador sancionados por la UIL. La UIL también emitió reprimendas públicas y escritas tanto a las personas como a Edinburg High.

 “Nosotros, como distrito, entendemos que es un incidente muy desafortunado para el equipo, ya que los estudiantes y el personal técnico trabajaron muy duro durante todo el año para esta temporada, pero es importante que nuestro distrito cumpla con las reglas y regulaciones establecidas por el UIL”, dijo el superintendente interino de Edinburg CISD, Gilbert Garza. 

“El liderazgo de nuestro distrito también está de acuerdo con el comité en que tales incidentes no son aceptables y no serán tolerados. En el futuro, nuestro distrito se compromete a desarrollar e implementar un plan de acción para disuadir de manera proactiva cualquier mala conducta futura de cualquier futuro estudiante-atleta”.

“¿Podríamos haberlo hecho mejor en la forma en la que manejamos el incidente? Sí, podríamos haberlo hecho”, agregó él. “Hemos aprendido de este momento propicio para la enseñanza y haremos todo lo posible en el futuro para asegurarnos de que un incidente como ese no vuelva a ocurrir”.

“Todos en esta llamada estarán de acuerdo en que no podemos tolerar este tipo de comportamiento, incluso el estudiante que se ha disculpado lo admitiría”, dijo el director ejecutivo de UIL, Charles Breithaupt. “Tenemos la obligación de responder de lo que (Edinburg CISD) nos ha dado. … Creo que (el superintendente Garza) representó bastante bien a su distrito e hizo lo que creemos que era apropiado, y lo hizo rápidamente porque tenía que hacerse rápidamente”.

Duron, el liniero defensivo estrella de los Bobcats, fue expulsado a la mitad del segundo cuarto de un juego de zona del Distrito 31-6A entre Edinburg High y PSJA High en el Estadio Richard R. Flores en Edinburg. Duron fue inicialmente señalado por maltratar al pasador después de empujar a un liniero ofensivo de los Bears al césped e intentó hacer una entrada al mariscal de campo de primer año de PSJA High, Jaime López, después de que los oficiales ya habían silbado la jugada.

El estudiante de último año de Edinburg High recibió una segunda bandera por conducta antideportiva luego de decir algo en español al oficial Fred Gracia, un árbitro de 58 años con 27 años de experiencia en el oficio de la Asociación de Oficiales Deportivos de Texas (TASO), según múltiples testigos presenciales quienes estaban al margen cuando ocurrió el incidente.

Luego, los entrenadores asistentes entraron al campo para separar a Duron y Gracia, así como para llevar a Duron de regreso a la línea lateral del equipo mientras Leija interrogaba a otros oficiales sobre la naturaleza de las banderas en el campo. Duron, un joven de 18 años, fue acusado de un asalto de clase A durante una lectura de cargos y fichado en la cárcel del Condado de Hidalgo antes de pagar una fianza de $10,000 a través de O. Castaneda Bail Bonds esa noche temprano en Edinburg.