BROWNSVILLE — Una mujer canadiense acusada de enviar paquetes que contenían el veneno mortal ricina a la Casa Blanca y varias agencias policiales de Texas fue acusada de nuevos cargos federales de hacer amenazas interestatales y violar las prohibiciones de armas biológicas.

Un gran jurado en Brownsville, Texas, presentó el lunes dieciséis cargos contra Pascale Ferrier, según muestran los registros judiciales. La residente de 53 años del área de Montreal se encuentra bajo custodia federal en Washington, DC por cargos similares, informaron los fiscales el martes.

Los defensores públicos de Ferrier no respondieron de inmediato a una solicitud de comentarios sobre los nuevos cargos. Se espera que comparezca ante un juez en Brownsville en una fecha futura.

En septiembre, Ferrier se declaró inocente de amenazar al presidente Donald Trump al enviar un paquete que contenía ricina a la Casa Blanca después de que fuera arrestada en la frontera entre Estados Unidos y Canadá. Un juez federal de Nueva York le negó la libertad bajo fianza.

También se alega que Ferrier envió ricina a seis centros de detención y agencias policiales en el Valle del Río Grande en Texas. Nadie fue reportado herido por sus correos.

El paquete que envió a la Casa Blanca incluía una carta en la que se refería a Trump como “El payaso tirano feo” y le indicaba que “renunciara y retirara su solicitud para esta elección”, según una declaración jurada del FBI. El paquete fue interceptado antes de llegar a la Casa Blanca.

Ferrier fue ingresada en una cárcel del sur de Texas en marzo de 2019 por dos cargos de portar un arma ilegalmente y un cargo de alteración de los registros del gobierno, según los registros de la cárcel. Tiene parientes en el estado.