La región del Valle del Río Grande recibirá alrededor de 14,600 vacunas COVID-19 para los trabajadores del sector salud el martes.

Seis ubicaciones recibirán las vacunas Pfizer-BioNTech aprobadas por la FDA el viernes; cinco sitios están en el Condado de Hidalgo y uno en el Condado de Cameron.

DHR Health está programado para recibir la mayor parte de las dosis con una asignación de 5,850. Está previsto que llegue en algún momento del martes, según un portavoz del hospital.

UTRGV y Mission Regional Medical Center recibirán 1,950 cada uno.

El Hospital Regional Rio Grande y el Sistema de Salud del Sur de Texas en McAllen recibirán 975 dosis cada uno, el pedido mínimo para la vacuna Pfizer.

En el Condado de Cameron, Valley Baptist Medical Center recibirá 2,925 dosis.

Las asignaciones fueron determinadas por el Departamento de Servicios de Salud del Estado en función de la “información enviada por los proveedores de vacunas cuando se inscribieron, incluida la cantidad de trabajadores de la salud que pueden vacunarse rápidamente y la capacidad de almacenamiento de vacunas en cada sitio”, según su sitio web.

En total, la asignación de la primera semana es de 224,250 dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech. Se enviarán a 109 hospitales en 34 condados a partir de la semana del 14 de diciembre, dependiendo de cuándo se autorice el uso de la vacuna en los Estados Unidos, según la información en el sitio web del DSHS.

El Condado de Starr no está programado para recibir la vacuna a partir del lunes. Según el Dr. José Vázquez, presidente de la Junta del Hospital Memorial del Condado de Starr, el hospital está en proceso de adquirir un refrigerador ultrafrío necesario para almacenar la vacuna Pfizer.

Las vacunas no se enviarán a las autoridades de salud pública como Servicios Humanos y de Salud del Condado de Hidalgo hasta quizás enero, dijo el lunes Eddie Olivarez, el director administrativo.

En total, la asignación de la primera semana es de 224,250 dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech. Se enviarán a 109 hospitales en 34 condados a partir de la semana del 14 de diciembre, dependiendo de cuándo se autorice el uso de la vacuna en los Estados Unidos, según la información en el sitio web del DSHS.

El Condado de Starr no está programado para recibir la vacuna a partir del lunes. Según el Dr. José Vázquez, presidente de la Junta del Hospital Memorial del Condado de Starr, el hospital está en proceso de adquirir un refrigerador ultrafrío necesario para almacenar la vacuna Pfizer.

Las vacunas no se enviarán a las autoridades de salud pública como Servicios Humanos y de Salud del Condado de Hidalgo hasta quizás enero, dijo el lunes Eddie Olivarez, el director administrativo.

“Todo está sujeto a cambios”, enfatizó.

Los detalles sobre la llegada o distribución de la vacuna en el Condado de Willacy siguen sin estar claros hasta el lunes por la mañana.

Habrá más vacunas disponibles para más proveedores en las próximas semanas, incluida una vacuna de Moderna una vez que esté autorizada, según el DSHS.

Los representantes locales a nivel del condado y federal esperan con ansias la llegada de las vacunas a la zona, que se vio muy afectada durante el verano. Incluso hasta el lunes, la cantidad de casos positivos reportados se mantuvo alta en 453 en el Condado de Hidalgo.

El juez del Condado de Hidalgo, Richard F. Cortez, dijo: “Pido paciencia mientras participamos en el esfuerzo de vacunación más grande de la historia y envío mis oraciones para que nuestra comunidad comience a ver el fin de esta terrible enfermedad”.

El representante de los Estados Unidos Vicente González, demócrata por McAllen, expresó su gratitud pero instó a compartir información sobre la vacuna que se ofrecerá sin costo alguno de forma voluntaria.

“Nuestra misión ahora debe ser instar a nuestros vecinos y seres queridos a que se vacunen ofreciendo información sobre la seguridad y eficacia de esta vacuna”, dijo González en un comunicado.

El representante federal Henry Cuellar, demócrata por Laredo, compartió sentimientos similares de gratitud, pero continuó pidiendo precaución al entrar en la temporada navideña.

“Como nación, debemos seguir practicando las pautas de salud: usar una máscara, distanciamiento social y quedarnos en casa para que podamos salvar miles de vidas mientras esperamos la distribución”, dijo Cuellar en un comunicado el sábado.