Santa Claus cruza el puente para entregar juguetes del Club Rotario de San Benito.

La presidenta Olivia Rivas dijo que al club se le ocurrió la idea de un proyecto internacional para la temporada navideña. El viernes, el club entregó las donaciones que recolectaron, así como juguetes usados con cuidado a las 10 a.m. en la Iglesia Católica Our Lady Queen of the Universe.

“Hicimos estas bolsitas con mascarillas sanitarias, caramelos, un juguete pequeño, una camiseta y una pizarra pequeña. Hicimos 300 de estos y, además, cuando la gente de la comunidad se enteró de que donaron mochilas escolares y juguetes usados”, dijo Rivas.

“Antes de que nos diéramos cuenta, teníamos tanto, la gente ha sido muy generosa. La Navidad se trata de hacer que otras personas se sientan bien y dar a los demás”, dijo.

Rivas dijo que se comunicaron con el sacerdote en la iglesia porque tenía los contactos adecuados para poder donar a un pueblo necesitado al otro lado de la frontera.

Este es el primer año que el Club Rotario crea un proyecto internacional, considerando la cercanía con México se volvió más fácil, dijo Rivas. El club empezó a trabajar en el proyecto hace tres meses.

“Recibimos una llamada de una maestra en San Antonio que dijo que había varias mochilas y suéteres que nunca reclamaron de su armario de objetos perdidos y encontrados”, expresó.

“Ella los envió y una de las escuelas locales aquí también los envió. Todo es para niños pequeños y adolescentes”, agregó Rivas.

Dafne Maldonado, quien es rotaria y miembro de la Cámara de Comercio de San Benito, dijo que H-E-B donó alrededor de 600 artículos a la causa. Otra gran donación fue del rotario de Winter Texan Jerry Humble de Illinois.

Por la mañana un representante de la Parroquia San Felipe de Jesús, del Poblado Anáhuac, Tamaulipas, presentó una carta de agradecimiento a las donaciones del Rotary Club.

El padre Mario Castro dijo que el club y los miembros de su iglesia lo contactaron recientemente sobre el proyecto. Tenía las redes adecuadas y dijo que hay 10 misiones en las áreas circundantes donde se necesitan donaciones.

“Esto es principalmente algo para animar a los niños en la temporada navideña. Esta es la primera vez que ponemos a la iglesia en contacto con los donantes”, dijo Castro.

“Me siento encantado de poder ayudar. En esta pandemia estamos tan limitados a las cosas que podemos hacer y siempre estamos buscando formas de alegrar la vida de las personas y traer alegría a las vidas de las personas”, concluyó.

ecavazos@valleystar.com