El juez del Condado de Hidalgo, Richard F. Cortez, dio positivo por COVID-19, según un comunicado de prensa del condado el jueves por la mañana.

Cortez, de 77 años, ha trabajado desde casa durante la mayor parte de la pandemia y se enteró de su prueba positiva después de que un miembro de la familia dio positivo.

Según el comunicado, el juez está asintomático y se siente bien, pero se aislará a sí mismo según la política del condado.

“He tomado todas las precauciones que pude para prevenir la infección, pero aún he contraído este terrible virus”, escribió Cortez en el comunicado. “Esto demuestra lo contagioso que este virus puede ser”.

Cortez es el último funcionario del condado de alto perfil en dar positivo por el virus.

En un tuit el jueves, el representante federal Vicente González, demócrata por McAllen, ofreció palabras de aliento y oraciones por el juez del condado.

“@JudgeCortez, Lorena y yo estamos orando por ti”, escribió González en Twitter en respuesta al diagnóstico de Cortez. “Esperamos que su caso #COVID permanezca asintomático y le deseamos buena salud a usted y sus seres queridos”.

El alguacil Eddie Guerra dio positivo por el virus este otoño, mientras que la autoridad de salud del condado, el Dr. Iván Meléndez, y el vocero del condado, Carlos Sánchez, contrajeron el virus durante el verano.

Todos esos funcionarios se han recuperado desde entonces, Guerra y Sánchez, después de permanecer en el hospital a causa del virus.

El Condado de Hidalgo también informó el jueves seis muertes relacionadas con COVID-19, además de 285 casos positivos adicionales del virus, anunció el departamento de salud y servicios humanos del condado en un comunicado de prensa.

La más joven de las seis muertes fue un hombre de unos 40 años, y la mayor una mujer de unos 70 años, lo que elevó el número de muertos en el condado a 2,116.

Los funcionarios también informaron que hay un total de 217 personas hospitalizadas en hospitales del condado, con 88 pacientes en unidades de cuidados intensivos.

Hasta el jueves, se han administrado un total de 270,100 pruebas de COVID-19 en el condado, con 222,766 resultados negativos. Un total de 46,734 resultados de pruebas dieron positivo.

Sin embargo, según el comunicado, se informa que 2,116 casos están activos.

Además, el condado también informó que 260 personas fueron liberadas del aislamiento el jueves, elevando el número total de personas liberadas del aislamiento a 42.082.