“Prueba impresionante. ¡Felicitaciones al equipo de Starship!”  fue la respuesta del fundador y director ejecutivo de SpaceX, Elon Musk, unos minutos después del aterrizaje explosivo del SN8 tras un lanzamiento exitoso a 41,000 pies y un descenso con los motores apagados.

Desde el compartimiento del motor del SN8 parecía que venían solo dos de los tres motores de la nave que se volvieron a encender para aterrizar, luego un motor se apagó dejando solo uno para el intento de un aterrizaje suave, lo cual podría explicar el laborioso aterrizaje.

El histórico vuelo tuvo lugar en el sitio de Boca Chica de SpaceX, a 21.5 millas al este de Brownsville en línea recta. No obstante, desde la perspectiva de Musk, la prueba fue un éxito.

Musk tuiteó después del vuelo que “la presión del tanque del cabezal de combustible fue baja durante el aterrizaje, lo que provocó que la velocidad de toma de contacto fuera alta y RUD, ¡pero obtuvimos todos los datos que necesitábamos! el control preciso de los flaps hasta el punto de aterrizaje!”.

Los niños esperan ver el prototipo SpaceX Starship SN8 el miércoles 9 de diciembre de 2020, mientras se realiza el lanzamiento de prueba de SpaceX en su instalación SpaceX en Boca Chica, Texas. (Miguel Roberts / El Nuevo Heraldo)

El SN8 fue el primer prototipo de la Starship multimotor para la nave espacial que SpaceX pretende usar para llevar humanos a Marte algún día. Los tres prototipos previos que SpaceX ha volado desde Boca Chica estaban equipados con un solo motor Raptor y no volaban a más de 500 pies.

Cientos de miles de espectadores alrededor de todo el mundo estaban pegados a las transmisiones en vivo proporcionadas por el propio SpaceX, la local LabPadre y varios otros antes del lanzamiento.

El cohete se podía ver claramente desde Brownsville mirando hacia el noreste, durante un vuelo que duró 6 minutos y 42 segundos.

El fundador y director ejecutivo de SpaceX, Elon Musk, le había dado al primer vuelo de prueba de su tipo una probabilidad de éxito de una en tres.

Una vez que se realicen las reparaciones en la plataforma de lanzamiento, ahora carbonizada y llena de metralla que antes era del SN8, es probable que el próximo vuelo de prueba a gran altitud se realice pronto utilizando el SN9, el cual ya se completó en el complejo de producción de Starship de SpaceX. El SN10 y SN11 también están completos o a punto de completarse.

“¡Marte, aquí vamos!” tuiteó Musk del miércoles después del vuelo.

Haga click en la siguiente imagen para ver el video del lanzamiento.

Miguel Roberts/El Nuevo Heraldo