Cincuenta y nueve aspirantes a maestros que fueron capacitados en el programa UTeach en la Universidad de Texas del Valle del Río Grande (UTRGV) recibirán títulos de licenciatura con certificados de enseñanza en ceremonias virtuales de graduación el miércoles y jueves.

UTeach es un programa de cuatro años que capacita a maestros de matemáticas y ciencias de intermedia y preparatoria. Es uno de los 45 programas similares de este tipo en colegios y universidades de todo el país, dijo Elizabeth Goldberg, una de las nueve maestras del programa. La graduación para los maestros de matemáticas será el miércoles y para los maestros de ciencias el jueves. Las graduaciones se transmitirán en vivo en Facebook.

Entre los graduados, 33 estarán certificados para enseñar matemáticas, 14 a nivel de escuela intermedia y 19 para secundaria, mientras que 26 estarán certificados para enseñar ciencias, cinco en intermedias, 17 en biología de secundaria y dos en química y física.

Debido a que fueron capacitados durante la pandemia de COVID-19, los nuevos maestros tienen experiencia tanto en instrucción presencial como virtual. Como tales, estarán en una posición ventajosa para encontrar trabajo. Muchos ya lo han hecho.

Goldberg dijo que a menudo se dice que el programa brinda capacitación para dos carreras al mismo tiempo, la enseñanza y otras carreras en matemáticas y ciencias.
Algunos de los graduados se quedarán para obtener títulos de maestría.

Entre ellos se encuentra Estefana Sierra, quien solo tiene que completar su tesis de maestría durante el semestre de primavera para obtener su maestría en matemáticas aplicadas. Luego ella planea dedicarse a la docencia.

Sierra hizo su prácticas este semestre en la Preparatoria Rivera Early College con Rogelio Errisoriz enseñando Álgebra I a estudiantes de noveno grado. En este sentido, usaron Google Clasroom para publicar tareas y Google Meets para reunirse con los estudiantes. Además, dijo que aprendió mucho, pero que extrañaba la interacción cara a cara que proporciona un salón de clases regular. Asimismo, declaró que muchos de los estudiantes se mostraban reacios a encender la cámara durante la clase, lo que dificultaba establecer cualquier cosa que se acercara al contacto visual.