Descrita por sus amigos como la “porrista de Brownsville”, Wendy De León está segura de que la ciudad seguirá creciendo durante los próximos años.

Rodeada de pinturas regaladas por amigos, un póster de John Mayer y varias notas adhesivas en todo el escritorio, De León dijo en su oficina que su trabajo como directora de desarrollo y comunicación en United Way del sur del Condado de Cameron le hace sentir que su vaso está a rebosar.

“Yo he trabajado aquí durante siete años y me gusta decir que comencé cuando era una bebé”, dijo.

“Cuando comencé aquí, realmente no sabía qué hacíamos exactamente aquí, o lo tan impactante que es este trabajo. Pero, al estar aquí tanto tiempo, me enamoré de la misión y es algo en lo que creo. Al experimentar este trabajo, te das cuenta del impacto que tiene en tanta gente. Incluso en mis peores días, puedo decir que me voy a casa y mi taza está a rebosar”.

United Way ha sido un pilar para ayudar a los más afectados por el COVID-19 este año y ha creado programas que incluyen distribuciones masivas de alimentos todas las semanas y dando trabajo a quienes lo necesitan. Se han distribuido más de 60.000 bolsas de alimentos desde el primer evento masivo en abril y se espera que se regalen miles más en las próximas semanas.

“Este año ha sido el más impactante”, dijo De León. “Con todo lo que está pasando y la pandemia, no me di cuenta en realidad del papel que tiene en la comunidad nuestro trabajo. Es un papel tan fundamental, es revelador, a pesar de que he estado aquí durante siete años. Algo así sucede y sabes que eres la que necesita dar un paso adelante, así que este año fue definitivamente el más impactante”.

De León dijo que considera a Traci Wickett, la presidenta y directora ejecutiva, como su mentora. Al mismo tiempo, mencionó que ha sido increíble aprender de ella a lo largo de estos años.

“Ha sido inspirador. Realmente son #objetivos. La veo y pienso ‘eso es lo que quiero y lo que necesito'”, confesó.