Cifras de infecciones en EEUU serán erráticas tras feriados

Por DANIELLA PETERS

MILWAUKEE — Los números de pruebas de coronavirus que han guiado gran parte de la respuesta de Estados Unidos para combatir la pandemia van a ser erráticos en la próxima semana, dijeron expertos esta semana, con menos personas sometiéndose a pruebas durante el feriado y los sitios de pruebas con horarios más cortos.

El resultado pudiera ser una baja potencial en las infecciones reportadas que ofrecería la ilusión de que las infecciones están aflojando cuando, en realidad, los números dirán poco sobre cómo va el país en la lucha contra el coronavirus. El número de personas que han dado positivo en el país superó los 13 millones el viernes, dijo la Universidad Johns Hopkins.

“Espero que la gente no interprete mal los números y crea que no hubo un aumento grande como resultado del feriado de Acción de Gracias y consiguientemente hagan planes navideños, de Janucá y otros viajes”, dijo la doctora Leana Wen, profesora de la Universidad George Washington y doctora de urgencias.

Un patrón similar ocurre los fines de semana. Como algunos centros de pruebas, laboratorios y oficinas estatales están cerrados sábados y domingos, los casos de coronavirus a menudo bajan los domingos y lunes, pero suben el martes.

El doctor Mark Rupp, profesor y jefe de enfermedades infecciosas en el Centro Médico de la Universidad de Nebraska en Omaha, dijo que el efecto del feriado casi seguramente será una versión magnificada de las cifras de fines de semana. El feriado del jueves va a exacerbar las discrepancias en los números durante el fin de semana largado por el Día de Acción de Gracias, reduciendo engañosamente las cifras reportadas por cuatro y cinco días antes de dispararse, una vez que los resultados de pruebas tengan los niveles normales.

La Universidad Johns Hopkins reportó un alza a más de 2 millones de pruebas unos pocos días antes de Acción de Gracias, cuando la gente se preparaba para viajar, pero esa cifra cayó a menos de 1,2 millones de pruebas el Día de Acción de Gracias. Esa última cifra, así como los números de casos positivos, que habían caído por una tercera parte el viernes, pudieran ser ajustados a medida en que se conozcan más resultados.

Los expertos temen cómo pudiera interpretar la gente la situación tras el fin de semana largo, especialmente si pasan varias semanas antes de que los efectos de la exposición al virus durante el feriado se reflejen en los datos.

Las periodistas de The Associated Press Desiree Mathurin en Bay Shore, N.Y. y Claudia Lauer en Filadelfia, contribuyeron a este despacho.