A prisión delincuente sexual por no cumplir requisito de registro

BROWNSVILLE — Un residente de Brownsville de 60 años fue enviado a una prisión federal luego de su condena por no acudir a registrarse como delincuente sexual como lo requiere la Ley de Notificación y Registro de Delincuentes Sexuales (SORNA), anunció el fiscal federal Ryan K. Patrick.

Albert Frank Garza se declaró culpable el pasado 2 de septiembre.

Hoy, el juez federal de distrito Rolando Olvera ordenó que Garza cumpliera 24 meses en una prisión federal. Además, se le ordenó cumplir dos años en libertad supervisada después de completar su período de prisión, durante el cual deberá cumplir con numerosos requisitos diseñados para restringir su acceso a los niños y a Internet. También tendrá que registrarse nuevamente como delincuente sexual.

Garza es un delincuente sexual condenado en dos ocasiones. Fue condenado por abuso sexual en primer grado con un niño menor de 12 años en 1980 y nuevamente solo tres años después por libertades indecentes con un niño menor de 14 años. Recibió sentencias respectivas de 48 meses y 10 años de prisión.

Como delincuente sexual, la SORNA le exige que se registre como delincuente sexual todos los años. Si se muda, debe registrarse en la nueva jurisdicción dentro de los tres días posteriores a su llegada.

Anteriormente residiendo en Colorado, se había registrado como delincuente sexual hasta el 30 de mayo de 2014. En ese momento, firmó y fechó un formulario anual reconociendo una fecha de seguimiento del 1 de junio de 2015. Sin embargo, no se registró en 2015 como se requiere.

De hecho, nunca más se registró como delincuente sexual y se desconoció su paradero hasta 2019.

El 24 de septiembre de 2019, las autoridades locales arrestaron a Garza por no identificar y poseer una sustancia controlada. En el momento de su arresto, Garza usó el nombre ficticio de Martín Infante García e indicó que no tenía hogar. Un defensor de alcance callejero en un refugio para personas sin hogar local reconoció su foto y lo identificó como alguien que visitó el refugio todos los días para desayunar desde abril de 2019 hasta junio de 2019.

Aunque Garza residió en Texas desde al menos abril de 2019 hasta la fecha de su arresto en septiembre, no se registró dentro de los tres días requeridos desde su llegada.

Ha estado y permanecerá bajo custodia pendiente de ser trasladado a una instalación de la Oficina de Prisiones de EEUU que se determinará en un futuro próximo.

El Servicio de Alguaciles de EEUU realizó la investigación. La fiscal federal adjunta Nikki Piquette procesó el caso.