Paula H. Borjon

BROWNSVILLE — Una amorosa madre, esposa, amiga y cristiana falleció el martes 27 de octubre de 2020 en el Texas Memorial Hermann Medical Center en Houston, Texas, después de una batalla contra el mieloma múltiple, un cáncer de la sangre. Paula nació el 28 de abril de 1942 en El Cedral, San Luis Potosí, México, hija de Baldomero Hernández y Amalia Jiménez.

A temprana edad, Paula y su familia se mudaron de San Luis Potosí a Tamaulipas en busca de mejores oportunidades. Paula, una de nueve hermanos, se crió en Matamoros, Tamaulipas, donde su padre era comerciante y su madre ama de casa. Ella asistió a escuelas primarias y secundarias en Matamoros, graduándose de la Preparatoria Ricardo Flores Magón. Poco después de graduarse de la preparatoria, comenzó a trabajar en la Aduana Mexicana de Matamoros, especializándose en el negocio de importación y exportación, donde manejó el comercio transfronterizo, la logística y la planificación para empresas mexicanas que transportaban mercancías a los Estados Unidos.

Ella ocupó ese trabajo durante varios años antes de emigrar a los Estados Unidos para buscar una vida mejor. Paula vivía en Chicago, Ill., donde tenía trabajos como cocinera, empleada doméstica, mecanógrafa de periódicos y empleada mientras ahorraba dinero para regresar a Matamoros y construir una casa para ella y sus hermanos después de la muerte de su madre Amalia.

Después de construir la casa en Matamoros, ella se mudó a Houston para buscar empleo allí y darle una segunda oportunidad al sueño americano. Mientras estaba en Houston, Paula se inscribió en clases de contabilidad y negocios en San Jacinto Community College. Mientras trabajaba como empleada de cuentas por pagar para una empresa de ingeniería en Houston, conoció y se enamoró de José Guadalupe Borjon. Los dos estuvieron casados por más de 40 años y tuvieron tres hijos: José Guadalupe nació en 1982, quien murió solo días después de su nacimiento, José De Jesús nació en 1986 y Juan Miguel nació en 1987.

Al establecerse en Brownsville, Texas, a principios de los 90, regresó a la universidad y continuó sus estudios en Texas Southmost College y la Universidad de Texas Pan American en Brownsville. Paula fue presidenta de la Asociación de Padres y Maestros en la Escuela Primaria Reynaldo G. Garza. Ella obtuvo su ciudadanía estadounidense a mediados de los 90 y fue una votante acérrima que nunca se perdió una elección.

Paula trabajó para el Distrito Escolar Independiente de Brownsville durante más de 16 años, donde se desempeñó como entrenadora de padres y consejera del Departamento de Participación de los Padres. Ella se retiró del BISD en 2012 para relajarse y disfrutar de la vida.

Como trabajo secundario y pasatiempo, durante más de 30 años, fue contadora y preparadora de impuestos para amigos y familiares. Ella ayudó a numerosas personas con servicios de impuestos, servicios notariales y traducciones, muchas veces sin cargo, en los vecindarios Southmost y La Posada en un esfuerzo por ayudar a las familias allí a tener un mejor control de sus finanzas y riqueza.

A finales de los 90, Paula participó en Valley Interfaith, un grupo de participación cívica religiosa, y durante varios años ayudó a miles de personas a completar las solicitudes de ciudadanía estadounidense para convertirse en ciudadanas de los Estados Unidos y obtener el derecho al voto.

Ella era una devota católica romana y miembro de la Iglesia Católica El Buen Pastor, la Iglesia Católica Señor de Nuestra Divina Misericordia y la Iglesia Católica Nuestra Señora de Guadalupe, todas en Brownsville.

Cuando ella se jubiló, estuvo involucrada con Comunidad AMA, una organización religiosa asociada con la Diócesis Católica de Brownsville, y disfrutó de la meditación, la oración y la camaradería con sus compañeros miembros de Comunidad AMA. Paula siempre estaba dispuesta, capaz y lista para ayudar a cualquiera que necesitara ayuda. Ella era una persona que se preocupaba profundamente por las personas y confiaba su vida a Dios.

Alrededor de sus amigos y familiares, Paula solía ser la persona a la que acudía y regularmente se desempeñaba como reparadora de todo lo que le sucedía a muchas personas en el sur de Texas.

Le preceden en la muerte sus padres: Baldomero Hernández y Amalia Jiménez; hermanos: Maria Nicolasa Hernandez y Eleuterio Hernandez y su hijo José Guadalupe Borjon.

Le sobreviven su esposo José Guadalupe Borjon, sus hijos José De Jesús y Juan Miguel Borjon; hermanos: María Macaria Escobedo, Francisco Hernández, Jose Matilde Hernández, María Celia Fernández, Baldomero Hernández y María Del Carmen Rivera. Le sobreviven numerosos cuñados, cuñadas, sobrinas, sobrinos, primos, amigos, miembros de la comunidad de Comunidad AMA y seres queridos.

La familia desea dar las gracias a los muchos médicos, enfermeras, técnicos médicos de emergencia y personal de atención médica que ayudaron a Paula durante los últimos meses de su vida mientras luchaba contra el mieloma múltiple en Brownsville y Houston.

En particular, la familia Borjon expresa su más sincero agradecimiento y reconocimiento al personal del Memorial Hermann Texas Medical Center, incluidos los oncólogos médicos Dr. Adan Ríos y Dra. Frances Cervoni Curet por su incansable esfuerzo para controlar el mieloma múltiple y por siempre idear otro plan para salvar la vida de Paula. Agradecimiento especial y las gracias al Dr. Min J. Kwak, geriatra, ya los fisioterapeutas y cuidadores de TIRR Memorial Hermann que ayudaron a Paula con los esfuerzos de rehabilitación a medida que avanzaba el mieloma múltiple.

Todo el personal del Memorial Hermann hizo todo lo posible por cumplir con su deber durante una pandemia para ayudar a Paula y su familia en tiempos muy difíciles. La familia Borjón admira su compromiso con la atención médica y agradece el amor y la compasión que mostraron hacia Paula hasta el día de su fallecimiento.

La familia también agradece al personal médico del Valley Baptist Medical Center Brownsville, incluidos Manny Vela, Leslie Bingham, Dr. Femi Layiwola, hospitalista, Dra. Beverly Zavaleta, hospitalista y Dra. Linda Paniagua, medicina de emergencia, por su dedicación y trabajo para ayudar. Paula y muchas otras personas enfermas cuando la pandemia de COVID 19 se desató en el Valle del Río Grande.

Un agradecimiento especial al médico oncólogo y hematólogo Dr. Balesh Sharma de Texas Oncology, al Dr. Asim Zamir, pediatra y al Dr. Roberto Robles, cardiólogo, por su apoyo, ayuda y amistad mientras la familia Borjón se enteró del mieloma múltiple y se ocupó de la enfermedad y sus numerosos efectos secundarios.

El Dr. Sharma, el Dr. Zamir y el Dr. Robles estuvieron presentes en cada paso del camino para guiar a la familia Borjón y brindar consuelo y apoyo durante cada etapa de los tratamientos contra el cáncer. Por último, la familia Borjón le agradece al Dr. Francis M. Gumbel y al personal médico por los muchos años de servicio como médico de atención primaria de Paula.

Las visitas serán a partir de la 1 p.m. a las 7 p.m. el miércoles 4 de noviembre en el Sunset Memorial Funeral Home & Crematorium.

El Rezo del Santo Rosario será rezará por la Comunidad AMA, Sector Santa María, a las 6 p.m. el miércoles 4 de noviembre en Sunset Memorial Funeral Home & Crematorium.

Una misa fúnebre será oficiada por el padre Francisco Acosta y el diácono Román Ramos a las 10 a.m. el jueves 5 de noviembre en la iglesia católica Our Lady og Guadalupe, 1200 Lincoln St., Brownsville, Texas 78521.

Seguirá el entierro en Roselawn Memorial Gardens, 4464 Old Port Isabel Rd., Brownsville, Texas, 78526.

Los arreglos funerarios están bajo la dirección de Noe Ortiz en Sunset Memorial Funeral Home & Crematorium, 657 Springmart Blvd., Brownsville, Texas, 78526, (956) 350 8485.