Cuando la pandemia de COVID-19 golpeó Brownsville en marzo, todos tuvieron que adaptarse, ya que de repente todos estábamos viviendo nuestras vidas en gran parte en casa como continuamos haciéndolo.

En mi propio caso, a pesar de mi creciente preocupación, quedarse en casa es prácticamente el sueño de los introvertidos. Sin embargo, a medida que la pandemia continuó y un mes se convirtió en tres, lo cuales se extendieron a seis, me di cuenta de que mi apartamento en realidad estaba comenzando a sentirse más como una prisión que como mi hogar.

Por tanto, me dediqué a comprar plantas.

No soy la única en mi nueva locura por las plantas durante este tiempo. A medida que la pandemia continúa, muchas personas encuentran un sentido de paz y un propósito al aprender a cultivar plantas y ampliar sus jardines.

Rosa Deimes, que ha cultivado y vendido plantas en los mercados locales de Brownsville y Port Isabel durante aproximadamente 30 años, ha visto un aumento en sus ventas desde que comenzó la pandemia.

“Las plantas se están moviendo. Creo que le da a la gente algo que hacer. Para levantarse y salir y disfrutar de su jardín”, dijo Deimes.

Principalmente, ha estado vendiendo en los últimos meses muchas plantas de hierbas.

“Las hierbas siempre son populares porque supongo que las usan para cocinar. Muchas de las hierbas también son medicinales, así que eso ayuda”, dijo Deimes.

La jardinera de la pandemia, Crista Juárez, visitó el puesto de Deimes en el Mercado de Agricultores de Brownsville el sábado para llevarse a casa nuevas plantas para agregar a su jardín de hierbas en la casa. Antes de la pandemia de COVID-19, Juárez nunca se consideró una persona de plantas, ahora tiene ocho.

“Me deprimí mucho y había mucha ansiedad, así que necesitaba algo para concentrar mi energía. Por lo general, dibujaba, pero no era suficiente, así que decidí plantar”, dijo Juárez.

Con la ayuda de videos de jardinería en TikTok, en agosto, Juárez pudo comenzar a cultivar sus propias plantas y usarlas en su vida diaria.

“Es muy reconfortante ver algo a lo que le diste vida para sobrevivir mientras hay muchas cosas a tu alrededor que son realmente deprimentes”, resaltó Juárez.

La Directora Ejecutiva de la Coalición de Bienestar de Brownsville, Vero Dimas-Rosenbaum, también ha visto un repunte de las personas que se involucran en el cuidado y aprendizaje de los jardines comunitarios y granjas urbanas de su organización.

“Los cinco huertos comunitarios definitivamente han visto un aumento en la participación porque la gente está usando eso para salir de su casa y estar activa. Aparte de eso, quieren saber de dónde vienen los alimentos”, dijo Dimas-Rosenbaum.

Más que simplemente salir de casa, tener plantas que cuidar incluso si tú, como yo, no tienes idea de lo que estás haciendo, proporciona una sensación de conexión y estabilidad durante una época en la que muchos de nosotros todavía estamos muy lejos de nuestras vidas normales y rutinas.

dcathey@brownsvilleherald.com