La fiesta debe continuar.

Aunque la Fiesta de compartir ó Feast of Sharing de H-E-B ha tenido que hacer cambios en su evento anual debido a la pandemia de COVID-19, no significa que el esfuerzo por alimentar a miles de personas en las comunidades locales no continuará.

UNA REPRESENTANTE de H-E-B ayuda a repartir paquetes de comida donados por la cadena de supermercados durante una distribución reciente en Pharr.
Foto de cortesía

Tradicionalmente, la cadena de supermercados de Texas proporcionaba comidas calientes a las familias de todo el estado con cenas en persona en noviembre y diciembre; en el Valle del Río Grande, se ha convertido en una tradición que las comunidades locales esperan con ansias cada temporada navideña.

En lugar de estas reuniones, que no son aconsejadas por los funcionarios de salud locales que están trabajando para mitigar la propagación de COVID-19, H-E-B está proporcionando donaciones monetarias y de alimentos a los bancos de alimentos locales y las agencias de alivio contra el hambre.

“Para llevar comidas a las personas necesitadas de la manera más segura posible, estamos trabajando en estrecha colaboración con los bancos de alimentos de Texas que incluyen Food Bank RGV con 18 mil comidas navideñas y otras agencias de alivio contra el hambre como Amigos del Valle para ayudar a distribuir y entregar comidas durante las fiestas”, dijo Audrey Treviño-Guerra de HEB Border Public Affairs en un correo electrónico el jueves.

“Debido a las preocupaciones actuales sobre la salud pública, la Fiesta de Compartir H-E-B de este año no incluirá cenas en persona a gran escala ni oportunidades de voluntariado”, continuó. “Aún así, estamos comprometidos a celebrar las fiestas con nuestras comunidades y donaremos más de 340 mil comidas a bancos de alimentos y organizaciones de ayuda en Texas y México durante noviembre y diciembre”.

H-E-B planea hacer donaciones monetarias y de alimentos a 18 bancos de alimentos de Texas y 40 agencias de ayuda al hambre. Su primera distribución tuvo lugar el 4 y 5 de noviembre en la que se proporcionaron 9 mil comidas a familias necesitadas. Se espera que la próxima distribución sea el 20 de noviembre en colaboración con Amigos del Valle, que proporcionará comidas a los ancianos en todo el Valle.

También planean otra distribución en diciembre.

“Estamos realmente agradecidos de tener buenos socios corporativos y patrocinadores en H-E-B no solo en Weslaco sino en todo el Valle y en todo el estado”, dijo el jueves el alcalde de Weslaco, David Suárez. “Los residentes de Weslaco esperan con ansias la (Fiesta de Compartir) todos los años”.

Suárez dijo que hay muchas personas que luchan, aún más debido a la pandemia, y el evento anual juega un papel importante en brindar algo de alivio. En 2018, más de 4 mil se reunieron en la parroquia de Santa Juana de Arco en Weslaco para las comidas festivas gratuitas.

“Los residentes esperan con ansias comidas calientes, cuentan con eso”, citó Suárez. “Es muy importante continuar en esta tradición. Ahora será diferente debido a la pandemia, pero los ciudadanos de Weslaco son afortunados. Aplaudo a H-E-B. Significa mucho a pesar de que es un escenario diferente”.

H-E-B ha estado proporcionando comidas a través de sus eventos Feast of Sharing desde 1989, sirviendo más de 250,000 comidas al año.

“Obviamente es muy importante”, dijo el alcalde de McAllen, Jim Darling, sobre el impacto del evento en la comunidad local.

A menudo, celebrada en el Centro de Convenciones de McAllen, la Fiesta de Compartir ha atraído a miles en el pasado.

“Es una tradición que siempre esperamos”, agregó Darling. “Ciertamente entiendo por qué tenemos que practicar la seguridad, pero creo que es un gran comienzo para la temporada navideña. Muestra lo importante que es todo el mundo en nuestra ciudad”.

El alcalde dijo que el evento hace mucho más que proporcionar comidas a la comunidad, pero ofrece oportunidades únicas de voluntariado para los residentes interesados ​​en servir al público.

“Les permitimos usar el centro de eventos de forma gratuita, y es una gran operación si nunca has estado”, dijo Darling. “Son muchas oportunidades para que los niños se ofrezcan como voluntarios. Sacamos a todos los estudiantes de secundaria para diferentes organizaciones sin fines de lucro que nos ayudan. Es en gran medida un evento comunitario.

“Lamento ver que no podemos hacer eso este año, pero es comprensible”.

Para obtener más información sobre cómo obtener una comida a través de Feast of Sharing, visite https://www.feedingtexas.org/get-help/. Para encontrar servicios y asistencia locales, marque 2-1-1 o visite https://www.211texas.org/.

fjimenez@themonitor.com