WASHINGTON (AP) — El presidente Donald Trump pareció reconocer por primera vez que Joe Biden ganó la Casa Blanca, pero dejó en claro que no cedería y seguirá intentando revertir el resultado de las elecciones.

En varios tuits que publicó el domingo y que incluían varias afirmaciones infundadas de fraude en la votación del 3 de noviembre, Trump, sin usar el nombre de Biden, dijo ”él ganó”, algo que el presidente no había dicho antes públicamente. Aunque dijo también que la victoria del demócrata fue solo “a los ojos” de los medios.

Biden derrotó a Trump al recuperar tres estados en disputa en el centro del país: Michigan, Wisconsin y Pensilvania, y superó el umbral de 270 votos del Colegio Electoral para hacerse con la presidencia. El demócrata hasta ahora tiene 77,5 millones de votos, la mayor cantidad jamás obtenida por un candidato ganador, frente a los 72,3 millones de Trump.

“Si el presidente está preparado para comenzar a reconocer esa realidad, eso es positivo”, dijo el jefe de despacho de Biden, Ron Klain, al programa “Meet the Press” de la cadena NBC. Aún así, dijo Klain, “la cuenta de Twitter de Donald Trump no convierte a Joe Biden en presidente, el pueblo estadounidense hizo eso”.

El presidente se ha negado previamente a aceptar los resultados de las elecciones y volvió a insistir el domingo, diciendo: “¡No concedo NADA! Tenemos un largo camino por delante”.

Incluso aunque aparentemente reconoció la victoria de Biden, también argumentó sin evidencia que el ex vicepresidente ganó porque la elección estuvo “amañada”.

Twitter de inmediato publicó advertencia sobre los tuits.

Funcionarios electorales de ambos partidos han manifestado públicamente que la elección transcurrió sin irregularidades graves.

The AP is one of the largest and most trusted sources of independent newsgathering. AP is neither privately owned nor government-funded; instead, as a not-for-profit news cooperative owned by its American newspaper and broadcast members, it can maintain its single-minded focus on newsgathering and its commitment to the highest standards of objective, accurate journalism.