Por Denise Cathey y Elsa Cavazos, Redacción

Son unos minutos después de las 6:40 a.m. cuando Scott McQuarrie, de 67 años, se dirige en bicicleta al lugar de votación en el Complejo Judicial del Palacio de Justicia del Condado de Cameron. A través de las puertas cerradas, se puede ver a los empleados del Departamento de Elecciones del Condado de Cameron corriendo de un lado a otro mientras hacen los preparativos y ajustes de último minuto antes de que el sitio abra oficialmente.

Con un atuendo de ciclista con la bandera estadounidense, McQuarrie se acomoda a esperar para emitir la primera boleta del día cuando la votación se abre a las 7 a.m.

“No esperaba ser el primero. Llegué a la vuelta de la esquina y dije ‘¡bueno, llego temprano!’. Se siente bien”, dijo McQuarrie.

Para él, es la tradición y el sentido del deber cívico lo que lo lleva a las urnas todos los días de elecciones.

“Creo que es mi deber constitucional y me gustaría ver el resultado que me gustaría ver. Sin mi voto, no es una democracia. Quien vota decide quién gana”.

Al otro lado de la ciudad en Burns Elementary, Alyssa Fajardo, de 31 años, camina hasta su auto después de votar en el sitio, con la etiqueta “I Voted” en la mano. Para ella, emitir su voto el día de las elecciones se trata de ser escuchada.

“Para mí es importante que se escuche mi voz y marcar la diferencia. Nuestro tiempo actual es un desastre y su voto importa”, dijo Fajardo.

No se registran filas en Harlingen

Para aquellos que buscan líneas cortas y un viaje rápido a las urnas, la mejor opción era acudir ir temprano en la mañana.

Los sitios de votación en Harlingen abrieron a las 7 a.m. con líneas cortas, y los votantes acordaron que les         tomó menos de 10 minutos en emitir sus votos.

Danny Marez, de Harlingen, dijo que tenía la intención de hacerlo en votación anticipada, pero e le pasó la fecha límite. Marez fue al Centro de Convenciones de Harlingen el lunes por la tarde, donde se le indicó que votara en su recinto, Harlingen High School South.

“Traté de hacer una votación anticipada, pero no funcionó del todo. No fui la única. Anoche había unas cuatro personas en el centro de convenciones”, dijo Marez.

“Es una elección realmente importante y quería venir y hacer mi parte”, dijo.

Esta mañana, Marez dijo que votar en Harlingen South fue rápido y sencillo.

La mayoría de los sitios de votación en Harlingen estaban ubicados en escuelas primarias y secundarias, como Vernon Middle School y Bowie Elementary School.

Sin embargo, el sitio de votación con más tráfico fue el Boggus Education Pavilion ubicado en 2110 Benwood Dr.

El sitio albergaba tres recintos diferentes y la gente entraba y salía constantemente alrededor de las 8 a.m.

Jeff Tait, de Harlingen, dijo que decidió votar el día de las elecciones porque es su derecho y es importante ejercer sus derechos. Dijo que se retrasó para la votación anticipada.

“Siempre debemos ejercer nuestros derechos cuando se nos ofrecen”, dijo. “Fue fácil, rápido, sin demoras. Es una buena mañana para salir y hacerlo. Voto todos los años y siempre he votado en persona”.

Para Tait, emitir su voto por correo no era la opción óptima.

“Siempre soy cauteloso al enviar algo por correo. Leí algo en alguna parte que decía: ‘Bueno, ¿se enviaría por correo $10,000 garantizando que se lo devolverían?”, expresó.

“Siempre lo hago en persona porque quiero asegurarme de que se cuente mi voto. Animo a todos a que ejerzan su derecho, y es su deber como ciudadano hacerlo”, dijo Tait.

Otros regresaron de viajar justo a tiempo para emitir su voto, como Kay Den Tamayo.

“Soy tradicionalista. Prefiero hacerlo en persona. Ayer manejé todo el camino de regreso desde Oklahoma solo para poder estar aquí para votar”, dijo Tamayo.

“Estaba despierto y había estado de visita. Pero yo vivo aquí. Todo fue fluido. Realmente aprecio a las personas que son voluntarias y están en la junta y el comité de elecciones”, dijo.

Tamayo dijo que espera convertirse en voluntaria cuando llegue el momento.

Eric Castillo, de Harlingen, dijo que siempre espera el día de las elecciones. Es su tradición.

“Espero hasta el último minuto. Siempre hago todo en persona. Es un hábito, y estas veces es un mal hábito. Pero fue un proceso fácil; fue genial”, dijo Castillo.

“Todo el mundo necesita salir y expresar su derecho”, dijo.

dcathey@brownsvilleherald.com ecavazos@valleystar.com