CONDADO DE HIDALGO: Acusan a hombre de Río Bravo por el asesinato de su jefe

Saúl Galindo Rodríguez compareció ante el tribunal por videoconferencia y fue procesado en una acusación formal del 6 de octubre en el que se alega que golpeó a su ex empleador, Gerardo González hasta matarlo con un bate de béisbol durante un robo el 31 de mayo.

 

Un hombre de Río Bravo de 25 años se declaró inocente el lunes de un cargo de asesinato capital.

Saúl Galindo Rodríguez compareció ante el tribunal por videoconferencia y fue procesado en una acusación formal del 6 de octubre en el que se alega que golpeó a su ex empleador, Gerardo González, de 59 años, hasta matarlo con un bate de béisbol durante un robo el 31 de mayo.

Los agentes de la Oficina del Sheriff del Condado de Hidalgo arrestaron al hombre el 2 de junio.

Las autoridades fueron alertadas a fines de mayo de que González, dueño de un taller de soldadura, estaba desaparecido.

“Después de notar que su esposo no había llegado a casa, decidió ir a ver cómo estaba en el taller. No lo encontró”, dijo el Sheriff J.E. “Eddie” Guerra en una conferencia de prensa a principios de junio. “Sin embargo, se dio cuenta de que su vehículo no estaba y el edificio no estaba cerrrado. Las luces seguían encendidas. Y supo que eso era poco común”.

Los investigadores descubrieron evidencia, incluido un bate con rastros de sangre y un charco de sangre fuera del taller, en el edificio que los llevó a creer que había ocurrido un incidente violento allí.

Las autoridades obtuvieron registros de teléfonos celulares que usaron para encontrar el vehículo de González a unas 10 millas de su casa cerca de la Mile 1 East y Mile 10 North en la zona rural de Mercedes.

González estaba muerto dentro del vehículo y las autoridades creen que Rodríguez y posiblemente otra persona condujeron el vehículo allí, donde quedó atascado en el lodo.

“Creemos a través de las declaraciones que hizo el señor Rodríguez (que hay otra persona involucrada), y no creemos que él mismo pudo poner el cuerpo dentro del vehículo y otra evidencia dentro del vehículo nos lleva a creer que hubo otra persona”, dijo Guerra.

Nadie más ha sido arrestado en el caso y los investigadores alegan que faltaban dinero y herramientas que tenía González.

Las autoridades dicen que Rodríguez le confesó a su esposa que mató a alguien.

En su primer comparecimiento, el hombre dijo que fue en defensa propia, argumentando que González lo golpeó primero.