CIUDAD VICTORIA, Tamaulipas — A siete meses y medio de que se suspendieron las visitas de familiares de internos en penales de Tamaulipas, tras la emergencia de COVID-19, el viernes se reanudaron bajo medidas sanitarias y de forma escalonada.

La determinación fue aprobada por el Comité Estatal de Seguridad en Salud, y notificada por medio del área de Trabajo Social a las familias de las Personas Privadas de su Libertad.

La dependencia precisó que para prevenir aglomeraciones en las entradas y el interior de los penales, asignaron un día a cada módulo de los Centros de Ejecución de Sanciones (CEDES) de Nuevo Laredo, Reynosa, Matamoros, Ciudad Victoria y Altamira.

“Las visitas se llevarán a cabo durante una semana, posteriormente se suspenden 15 días y luego se reanudan, esto para monitorear la salud de los PPL’s y de sus familias ante posibles contagios de Covid-19”, dijo la dependencia.

También avisó que en la visita no se permite la entrada a niños y adultos mayores y quienes acceden deben portar cubrebocas y pasar los filtros instalados.