Lo que debe saber sobre el cáncer de mama

Octubre es el mes de concientización sobre el cáncer de mama en todo el mundo. La detección temprana del cáncer mejora las probabilidades de supervivencia y, en última instancia, puede prevenir un tratamiento más extenso, y la prevención es la clave.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, en 2017, 42,000 mujeres murieron a causa de la enfermedad. Ese mismo año se diagnosticaron 250,520 casos nuevos.

En Brownsville, Valley Regional Medical Center sigue siendo el único hospital en el Valle del Río Grande que ha sido reconocido como un Centro de Excelencia en Imágenes del Seno por el Colegio Estadounidense de Radiología, y los médicos están animando a las mujeres a que se tomen el tiempo para hacerse las pruebas de detección.

Las mamografías -— un examen y rayos X que no toma más de 15 minutos -— son la única prueba que se muestra para reducir las muertes por cáncer de mama, según el Colegio Americano de Radiología.

La Dra. Kimberly Addis, radióloga del personal de VRMC y directora médica del Hospital Rio Grande en McAllen, dijo que las mujeres deben comenzar a hacerse las pruebas de detección a la edad de 40 años. Hay una excepción si tiene antecedentes familiares de cáncer de mama, dijo, para lo cual los médicos pueden recomendar una detección más temprana.

VRMC ofrece pruebas de detección de alto riesgo para diferentes cánceres que incluyen pruebas genéticas para cáncer de mama, ovario, gástrico, colorrectal, pancreático y endometrial, así como melanoma. Debido al COVID, el hospital cuenta con un estricto procedimiento de detección en el que el personal solicita los antecedentes familiares de los pacientes.

Si una mujer obtiene un puntaje superior al 20 por ciento, esa información se ingresa en el sistema en VRMC y se les ofrece una prueba de saliva para pruebas genéticas. Esa prueba se envía para su procesamiento, luego regresa para determinar si hay genes BRCA 1 y 2 mutados, lo que aumenta significativamente el riesgo de desarrollar cáncer de mama o de ovario.

Las mamografías, así como los procedimientos como biopsias estereotáxicas, ecografías mamarias y resonancias magnéticas mamarias, se utilizan en el VRMC para detectar la presencia de cáncer de mama en el cuerpo.

Addis recomienda la autoevaluación para detectar bultos en los senos. “Recomendamos que todas se hagan el autoexamen de los senos mensualmente, así como visitar a un médico anualmente para hacerse un examen de los senos”, expresó.

Las pacientes deben buscar bultos, así como cambios en la piel como descamación, descamación, descamación, sarpullido, hoyuelos o picaduras e incluso cambios en la textura. “Deben buscar cualquier retracción o asimetría del pezón”, señaló Addis.

“Pero lo más importante son los bultos palpables. Si un paciente llega con bultos palpables, debemos apuntar a eso. Podemos hacer la mamografía y luego podemos hacer una ecografía dirigida para una evaluación adicional”.

Con COVID todavía en la comunidad, es importante recordar que las pacientes que ya tienen cáncer de mama, en particular los que reciben quimioterapia y califican como inmunosuprimidas, corren el riesgo de sufrir complicaciones por el virus.

“Las pacientes que tienen enfermedades pulmonares subyacentes, los pacientes que tienen lesiones metastásicas en los pulmones también tendrán un mayor riesgo de desarrollar complicaciones simplemente porque tienen una enfermedad subyacente”, agregó el radiólogo.

“Tenemos una instalación segura para que todas entren. No deben tener miedo de venir a hacerse una mamografía. Tenemos pautas muy estrictas y sentimos que podemos brindarles una atención excepcional”, dijo Addis.

VRMC tiene un especial en este momento por el cual las mujeres pueden hacerse una mamografía y una interpretación de la mamografía por $ 75 y alienta a las pacientes interesadas en la detección a que llamen.

esheridan@brownsvilleherald.com