BROWNSVILLE — Los agentes de la Patrulla Fronteriza localizaron a cuatro niños pequeños después de que un traficante de personas los dejara solos a orillas del Río Grande, dijeron las autoridades.

El sábado temprano por la mañana, los agentes de la Patrulla Fronteriza de la estación de Brownsville que trabajaban cerca del área fueron informados por un agente que operaba un Sistema de Video de Vigilancia Remoto (RVSS) que un grupo de sujetos había cruzado el Río Grande.

El operador de RVSS luego informó que se vio a un sujeto solitario navegando de regreso a México. Los agentes que respondieron localizaron a cuatro niños, de 7, 6, 4 y 4 años, caminando solos a lo largo del dique del río. Los niños estaban temblando y sus ropas estaban mojadas. Los agentes los colocaron inmediatamente en sus vehículos de servicio y encendieron los calentadores. Los niños fueron trasladados a la estación de la Patrulla Fronteriza donde se les dio ropa seca, comida y el personal médico los evaluó.

Los niños, dos pares de hermanos, gozaban de buena salud y no requerían tratamiento médico. Los niños son de Honduras y El Salvador. Los niños tenían nombres y números de teléfono de EEUU escritos en su ropa.

La Patrulla Fronteriza dijo que se alienta al público a tomar una posición contra el crimen en sus comunidades y reportar actividades sospechosas al 800-863-9382.