Permiten a restaurantes del Valle incrementar capacidad

Estado impulsa medida por baja hospitalización del virus

La comensal, Ann Roberts, en el restaurante Colletti’s se prepara para disfrutar una vez más de una comida después de que volviera a abrir sus puertas al público.

HARLINGEN — Una caída en las hospitalizaciones por COVID-19 en el Valle del Río Grande ha llevado a los funcionarios estatales a permitir que empresas como las tiendas minoristas y los restaurantes de la región se expandan del 50 por ciento al 75 por ciento de la capacidad de clientes, lo que indica un impulso económico.

Las autoridades dijeron que los niveles de hospitalización del Valle cayeron por debajo del 15 por ciento meses después de que un aumento repentino de nuevos casos de COVID-19 a principios del verano provocó un aumento vertiginoso de las hospitalizaciones que presionaron a los hospitales sobre su capacidad, lo que provocó una crisis regional.

Como resultado, el gobernador Greg Abbott redujo los planes para expandir la economía del Valle, reduciendo la capacidad de clientes de las empresas del 75 por ciento al 50 por ciento para frenar la exposición al coronavirus.

Durante aproximadamente un mes, la cantidad de nuevos casos de COVID-19 en la región ha seguido disminuyendo después de un alarmante pico de verano que llevó a los condados de Cameron e Hidalgo a ordenar medidas como toques de queda.

Las autoridades atribuyen la caída de nuevos casos a los residentes que siguen las pautas de seguridad federales destinadas a controlar la propagación del virus.

En Harlingen, el alcalde Chris Boswell calificó la acción del estado como “buenas noticias”, pero advirtió a los residentes que mantuvieran la guardia alta.

“COVID todavía está ahí fuera”, afirmó en un comunicado de prensa. “Gracias a todos por seguir utilizando prácticas seguras para que no nos cierren de nuevo”.

fdelvalle@valleystar.com

SUMARIO