Salsa de cilantro, obras de arte, artículos ecológicos, miel y granola fueron algunos de los artículos que decenas de miembros de la comunidad que usaban máscaras compraron el sábado en la reapertura del Mercado de Agricultores, “Farmer’s Market” de Brownsville después de que estuvo cerrado por más de seis meses debido a la pandemia.

Hierbas frescas y cactus se venden en el Farmers Market de Brownsville el sábado por la mañana a lo largo de Linear Park.
Miguel Roberts/El Nuevo Heraldo

En la entrada, los miembros de la junta y los empleados de la Coalición de Bienestar de Brownsville dieron desinfectante de manos a los asistentes y les recordaron la distancia social.

Dolly Sevier, miembro de la junta, dijo que se despertó sintiéndose aliviada de poder tener un sábado por la mañana donde poder despertarse, vestirse, tomar su bicicleta y dirigirse al Farmer’s Market.

“Es muy bueno darle a la gente esta opción. Creo que más que nada en este momento, lo que estamos contribuyendo a la salud mental”, expresó Sevier.

“Tal como me sentí esta mañana, creo que mucha gente no se da cuenta del gran impacto de cómo te hace sentir mejor: estar afuera, al sol, con otras personas en un momento en el que todos nos sentimos muy aislados”.

Emocionados por poder ofrecer sus productos a la comunidad en persona, los dueños de negocios locales dijeron que es importante apoyar a los negocios locales.

“Me alegra que vengan más personas porque quieren aprovechar el aire fresco y las cosas que ofrecemos aquí”, dijo Michelle Mendoza, dueña de South Texas Menudeo.

“Con suerte, (esto ayuda) a los problemas financieros que están teniendo muchas personas en este momento y piensan en esto como una inversión”.

Muchos se reúnen el sábado por la mañana en el Farmers Market de Brownsville a lo largo de Linear Park después de que un regreso tan esperado estuvo cerrado durante meses debido al COVID-19.
Miguel Roberts/ El Nuevo Heraldo

South Texas Menudeo ofrece artículos para el hogar y productos personales hechos de materiales reciclados, sostenibles y sobrantes.

Mendoza dijo que decidió comenzar su empresa cuando notó que no había negocios locales que ofrecieran lo que necesitaba para comenzar un estilo de vida sin desperdicio.

La miembro de la comunidad, Daniella López-Valdez, dijo que está feliz de poder apoyar a las empresas locales nuevamente comprando opciones saludables.

“Estoy tan feliz de que esté abierto, se siente tan bien ver todos los negocios aquí. Aquí es donde normalmente obtengo mi mantequilla de almendras, mi miel local, todo, así que se siente bien estar aquí apoyándolos porque sé que ha sido un momento difícil”, dijo.

nreyna@brownsvilleherald.com