La votación anticipada comienza en Texas el martes y las elecciones de este año harán historia sin importar quién gane la carrera presidencial. Con las tácticas de supresión de votantes dominando los titulares en nuestro estado tradicionalmente de baja participación de votantes, ¿se siente el condado de Cameron listo para emitir sus votos con confianza?

El Departamento de Elecciones y Registro de Votantes del Condado de Cameron dijo que los preparativos están en marcha para garantizar que los lugares de votación en persona sean seguros y que todos los votantes, incluidos aquellos que desean votar en la acera, se acomoden lo mejor que puedan.

Los empleados del Departamento de Elecciones del Condado de Cameron cargan los vehículos con cajas de boletas de votación no utilizadas a medida que se acerca la votación anticipada junto con el día de las elecciones el martes 3 de noviembre de 2020.
Miguel Roberts/El Nuevo Heraldo

La orden del Gob. Greg Abbott que limita los sitios de entrega de boletas por correo no afectará a los más de 218 mil votantes actualmente registrados en el Condado de Cameron, dijo el administrador de elecciones Remi Garza.

Esto se debe a que Cameron tiene una persona designada oficialmente para supervisar el proceso de votación en lugar de un secretario del condado, que puede tener varias sucursales. “Solo tenemos un edificio de oficinas que hubiera podido aceptar esas boletas a medida que llegaban”, señaló Garza.

“Antes de la proclamación del gobernador, el estado nos había dicho que podían recibir esas boletas en cualquiera de sus oficinas; no tenía que ser una rama específica o principal para el secretario del condado”.

La revocación del gobernador redujo la cantidad de ubicaciones para esos condados, particularmente en cuestión en Travis y Harris, ambas áreas altamente pobladas de tendencia demócrata donde es probable que las líneas de entrega estén en juego.

Sin embargo, el viernes, un juez federal en Texas detuvo la orden de Abbott que cerraba docenas de sitios de entrega de boletas por correo semanas antes de las elecciones de noviembre. No hubo información inmediata sobre si el fallo sería apelado.

El último día para solicitar una boleta por correo es el 23 de octubre. Los votantes pueden dejar las solicitudes en persona en 1050 E. Madison Street en Brownsville. También se pueden enviar por correo, pero deben recibirse antes de la fecha límite del 23 de octubre.

Esas solicitudes pueden imprimirse, recogerse en la oficina de Madison Street o pueden solicitarse en la Oficina del Secretario de Estado de Texas en www.sos.state.tx.us.

Cualquier persona que tenga preguntas sobre la solicitud de boleta por correo o cualquier otra parte del proceso de votación puede llamar al departamento al (956) 544-0809 o enviar un correo electrónico a votes@co.cameron.tx.us. Más información está disponible en www.cameronvotes.com.

Varias demandas en los últimos meses buscaron permitir a los votantes que temen contraer COVID-19 la capacidad de usar la categoría de discapacidad en las solicitudes de voto por correo para recibir una boleta, y aunque el miedo a contraer el virus no califica como una discapacidad, los votantes pueden tener en cuenta su historial médico al determinar si se debe presentar una solicitud.

Si una solicitud se completa correctamente, los funcionarios electorales no tienen autoridad para cuestionar la clasificación de una persona de la categoría de discapacidad o su estado de discapacidad, según Garza.

Los votantes que temen entrar en contacto con COVID-19 en los lugares de votación también pueden usar la votación en la acera. Los funcionarios están animando a cualquiera que no necesite absolutamente usar el servicio a votar adentro para no abrumar al sistema, aunque se ha ampliado mediante el uso de subvenciones para las elecciones de noviembre.

“Hemos tomado medidas para acomodar a las personas que no se sienten cómodas al ingresar a las urnas o que están actualmente enfermas o tienen dificultad para caminar”, dijo Garza.

La opción de votación en la acera también se amplió durante las primarias de este año, pero el mes pasado el Centro para la Tecnología y la Vida Cívica otorgó una subvención de $ 1.8 millones al Condado de Cameron para facilitar la expansión de la votación en la acera el mes pasado, duplicando el número de trabajadores electorales en la mayoría de los sitios de votación, equipo nuevo y suministros de saneamiento.

El condado está utilizando una subvención adicional de $250,973 anunciada por el exgobernador y actor de California Arnold Schwarzenegger a través del Instituto Schwarzenegger de la USC para financiar dos sitios de votación de “supercentros” que pueden recibir de 20 a 24 mil votantes en el Centro de Eventos de Brownsville y en el Centro de Convenciones de Harlingen.

En el Condado de Cameron, los votantes usan boletas de papel. Las pautas de la Secretaría de Estado recomiendan que los votantes traigan sus propios utensilios de escritura, sin embargo, Garza dijo que el condado proporcionará bolígrafos que se desinfectarán después de cada uso.

El personal de los sitios de votación tendrá una caja grande de bolígrafos al comienzo del proceso donde se le dará al votante un bolígrafo para que firme el formulario combinado, marque la boleta y luego deje el bolígrafo para que pueda desinfectarse y luego usarse en el proceso de nuevo.

“Pueden usar su propia pluma siempre que no sea roja. Si tienen un bolígrafo negro, sería preferible, y d en tinta, no en gel, solo por el equipo de votación”, dijo Garza.

El personal y los voluntarios están capacitados para seguir las pautas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades con respecto a la salud y seguridad de un lugar de votación. “Estamos controlando la entrada y la salida para que la gente no se cruce mientras vota”, agregó.

Se está colocando desinfectante de manos en las entradas y salidas para que las personas puedan desinfectarse antes y después de votar.

Todos los trabajadores electorales llevarán máscaras o protectores faciales y se les hará un chequeo médico cada mañana, o después de una salida prolongada del lugar de votación. Se les toma la temperatura y se debe informar cualquier síntoma en desarrollo.

Según Garza, el condado está finalizando los kits de saneamiento que se distribuirán en cada sitio. El jueves, el departamento recibió un aviso de que Anheuser-Busch había puesto a disposición del estado desinfectantes de manos y que la asignación para el condado de Cameron llegaría en breve.

Si solicitó una boleta por correo y no la recibe, el condado puede cancelar su solicitud para que pueda votar en un lugar de votación regular, ya sea en persona o mediante un servicio en la acera. Comuníquese con el departamento al (956) 544-0809 o elecciones@co.cameron.tx.ussi tiene alguna pregunta o inquietud.

El tiempo lo es todo, y si le preocupa que su boleta se haya perdido, no dude en comunicarse con el departamento. También se alienta a los votantes que envían sus boletas por correo a que lo hagan lo antes posible debido a las demoras reportadas en el Servicio Postal de los EEUU.

La intimidación en los lugares de votación también ha sido una preocupación potencial en el tema a nivel nacional luego de una declaración del presidente Donald Trump durante el primer debate, en la que instó a los partidarios a ir a los lugares de votación y “observar con mucha atención”.

Texas tiene observadores electorales oficiales y el proceso está regulado. Los observadores electorales autoproclamados que operan fuera de los límites legales no entran en esa categoría.

Garza dijo que la oficina ha estado en conversaciones con la Oficina del Fiscal de Distrito y la policía local para hablar sobre algunas de las actividades que podrían ser ilegales en, fuera o cerca de los lugares de votación.

“No anticipo que tengamos nada por el estilo. La mayoría de las personas que estarán viendo las encuestas serán del condado de Cameron. Y por lo general tendrán que representar al candidato o al partido local”, agregó Garza.

Los jueces están siendo informados antes de cada elección sobre lo que los observadores electorales pueden y no pueden hacer. Los observadores electorales oficiales son observadores, no entrenadores ni árbitros.

“Simplemente están ahí para observar y si ven algo, pueden informar al juez, al candidato y, con suerte, también a la oficina electoral”, concluyó.

esheridan@brownsvilleherald.com