Por ZEKE MILLER, JILL COLVIN y AAMER MADHANI Associated Press
BETHESDA, Maryland, EE.UU. (AP) — El presidente Donald Trump dijo el lunes que dejará el hospital militar donde ha sido atendido por COVID-19 y que continuará su recuperación en la Casa Blanca. Dijo que se siente bien y que la nación no debe temer al nuevo coronavirus, el cual ha matado a más de 209.000 estadounidenses.

“Saldré del magnífico Hospital Walter Reed hoy a las 6:30 P.M.”, escribió Trump. “¡Me siento muy bien! No le teman al COVID… Me siento mejor que hace 20 años!”
El doctor de Trump, el comandante de la Marina Sean Conley, también se mostró optimista en una rueda de prensa realizada por la tarde y dijo que el presidente podría reanudar sus actividades normales una vez que “no haya evidencia de virus vivo todavía presente”.
Pero también advirtió que era un “territorio inexplorado” que un paciente recibiera una medicación tan agresiva en etapas tan tempranas de la enfermedad, y dijo que Trump no estaría completamente fuera de peligro por otra semana.

Conley se negó repetidamente a compartir los resultados de las estudios realizados a los pulmones de Trump, señalando que no estaba en libertad de discutir la información porque Trump no había renunciado a la confidencialidad médico-paciente sobre el tema.
El mensaje de Trump sobre no temer al virus surge cuando su propio gobierno ha animado a los estadounidenses a ser muy cuidadosos y tomar precauciones para evitar contraer y propagar la enfermedad mientras los casos continúan aumentando en todo el país. Durante más de ocho meses, los esfuerzos de Trump para minimizar la amenaza del virus con la esperanza de apuntalar la economía antes de las elecciones han suscitado críticas de ambos partidos.
Apenas un día antes, Trump dejó entrever que finalmente había comprendido la verdadera naturaleza del virus, al afirmar en un video: “Lo entiendo”.
No estaba claro cuánto tiempo Trump permanecería aislado en la Casa Blanca. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, aquellos con síntomas leves o moderados pueden ser contagiosos por hasta 10 días, y deben permanecer en cuarentena al menos durante ese tiempo.
El retorno de Trump a la Casa Blanca se daría en momentos en que todavía se desconoce por completo la magnitud del contagio dentro de la mansión presidencial. La secretaria de prensa Kayleigh McEnany dijo el lunes por la mañana que había dado positivo al virus.