WASHINGTON (AP) – Lo último sobre la salud del presidente Donald Trump después de su diagnóstico de COVID-19 y su hospitalización, y las infecciones de sus colaboradores cercanos y otras personas (todos los horarios locales):
11:30 am.
La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, dice que dio positivo por COVID-19. Esto se produce días después de que el presidente Donald Trump dio positivo por el coronavirus.
McEnany dice en un comunicado que dio positivo el lunes por la mañana y no presenta síntomas en este momento. Habló brevemente con los reporteros el domingo por la noche, pero dice que ningún miembro del cuerpo de prensa de la Casa Blanca pasó suficiente tiempo a su alrededor como para ser considerado un contacto cercano.
Ella dice que está comenzando el proceso de cuarentena y “continuará trabajando en nombre del pueblo estadounidense de forma remota”.
___
11:20 a.m.
Los funcionarios de la Casa Blanca sostienen que el presidente Donald Trump continúa trabajando desde el hospital mientras lucha contra el COVID-19. La Casa Blanca dice que el presidente firmó dos permisos para proyectos de oleoductos transfronterizos durante el fin de semana, mientras estaba en su suite del hospital presidencial en el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed.
Trump firmó los permisos, para proyectos que se ejecutan entre Montana y Canadá, y Texas y México, el sábado, en su primer día completo en el hospital militar.
Trump se ha jactado de haber contribuido a que Estados Unidos sea “dominante en energía” y tiene un amplio apoyo de campaña en la industria del petróleo y el gas. Ha puesto énfasis en impulsar proyectos de oleoductos y gasoductos a lo largo de su administración, incluida la emisión de órdenes ejecutivas y la búsqueda de simplificar las regulaciones para anular las objeciones de los estados, tribus u otros en el camino de los oleoductos.
___
8:50 a.m.
Funcionarios de la Casa Blanca dicen que el presidente Donald Trump está ansioso por ser dado de alta del hospital el lunes, después de pasar tres noches en el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed, donde está siendo tratado por COVID-19.
“Este es un día importante ya que el presidente continúa mejorando y está listo para volver a un horario de trabajo normal”, dijo el lunes a Fox News el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows.
Meadows dice que la determinación de si Trump dejaría el hospital no se tomará hasta más tarde en el día después de que el presidente sea evaluado por su equipo médico.
Sus médicos revelaron el domingo que el nivel de oxígeno en sangre de Trump se redujo repentinamente dos veces en los últimos días y que le dieron un esteroide que generalmente solo se recomienda para los muy enfermos.