La Alegría de Vivir: Celebrando nuestra Hispanidad

Con motivo del “Columbus Day” no trabajan los bancos, el correo esta cerrado, etc., y antes en las escuelas se toman un momento para celebrar como un día importante el 12 de Octubre de 1492, ahora con las clases “on line”, pocos serán quienes marquen la fecha. En España se le dice Día de la Hispanidad, pero en México y en el resto de América Latina se le conoce como el Día de la Raza.

Este ultimo nombre es tal vez el mas acertado, pues con la llegada de los españoles al continente americano, nació una nueva raza, mezcla de indígena y español, por generaciones el apellido proveniente de familias españolas ha perdurado, pero es innegable que la herencia indígena sigue presente en la cultura mexicana, peruana, ecuatoriana, guatemalteca, nicaragüense, colombiana, en fin, en casi todos los países del cono sur aun se conservan etnias que hablan los dialectos usados por sus antepasados hace mas de cinco siglos.

Estas comunidades tratan de integrarse educando a sus niños en español y poniendo a su alcance los recursos educativos y tecnológicos modernos, como son las computadoras, aunque sin olvidar sus costumbres.

Lo mismo ha pasado aquí, el fenómeno de ser bilingüe y bicultural es algo casi natural en esta región de nuestro país. No debemos olvidar que todo el estado de Texas, así como California, Nuevo México, Arizona, etc., pertenecían a la Nueva España, como era llamado México antes de su independencia, y que en los últimos cien o ciento cincuenta años, las familias que quedaron de este lado, han tratado que sus hijos estudien en ingles, se integren completamente a los Estados Unidos, pues deben estar a la par en educación y recursos con el resto del país, aunque en cada una de las fiestas y celebraciones religiosas aun podemos observar las costumbres de sus mayores. Y es muy importante que conserven su idioma español en casa, sus valores, su religión, la unidad familiar y todo lo bueno que tenemos los hispanos, de tal forma que obtengan lo mejor de dos mundos.

El negar la grandeza de su origen seria como negar una parte de si mismos que salta a la vista de todos. Debemos ocuparnos de realzar todas las cualidades que podamos en los hispanos que han logrado destacar, para que sirvan de inspiración a nuestra niñez, y que cada generación se esfuerce por tener mayores logros que sus padres y abuelos. Celebremos la riqueza cultural que tiene nuestra comunidad, y conservemos lo mejor para las generaciones futuras.

¡Vive un dia a la vez!…ignite the moment!…y recuerda que Dios te ama y yo también.
Mons. Juan Nicolau Mesquida, PhD. STL
Es terapeuta familiar y consejero
profesional.

¡Vive un día a la vez!…ignite the moment!…y recuerda que Dios te ama y yo también.

Mons. Juan Nicolau Mesquida, Ph.D. STL
Es psicoterapeuta familiar y consejero profesional.