Los gimnasios, uno de los negocios más golpeados por la pandemia, están a la espera de que autoridades de salud en Tamaulipas permitan la reapertura a partir de mañana 1 de octubre.

Tras seis meses cerrados, los dueños de gimnasios piden desesperados volver a operar, asegurando que cumplen con las medidas sanitarias para evitar la propagación del coronavirus. Muchos de ellos, como el caso de Gym Acuatic Matamoros, propiedad de Raúl Sayas, han implementado medidas de protección en sus instalaciones, además de exigir el uso de cubrebocas, gel y tapete sanitizante.

Esta es una nota en desarrollo.

Fotos y video: Aurora Orozco