Acepta alcalde de Matamoros que estado tome control de seguridad pública

 

Por AURORA OROZCO/El Nuevo Heraldo

MATAMOROS — En respuesta al decreto expedido por el gobierno del estado de Tamaulipas en el que se toma el control absoluto de la operación de la policía en Matamoros, el alcalde Mario López se deslindó la tarde del miércoles de responsabilidades sobre la seguridad del municipio.

En un comunicado enviado a los medios de comunicación ya tarde el miércoles, López señala que “el martes, 22 de septiembre de 2020 a las 14:35 horas recibí un oficio signado por el Secretario General de Gobierno, Cesar Augusto Verástegui Ostos, en el que me hace saber que el Gobierno del Estado asume temporalmente el mando de la Policía Municipal del Matamoros, Tamaulipas, argumentando alteraciones graves al orden público y fuerza mayor que presuntamente derivaron de actuaciones del equipo especial de la Policía Estatal denominados GOPES, que actuaba en la ciudad en cumplimiento de órdenes judiciales.

El comunicado repite lo emitido por el decreto, el cual fue publicado Periódico Oficial del Estado en su edición vespertina.

En el comunicado, López señala que “la motivación del Decreto citado se fundamenta esencialmente en que la Secretaría de Seguridad Pública Municipal ha sido omisa en atender la situación de fuerza mayor y afectación grave al orden público. Sin embargo, no se puede ser omiso al no ejecutar acciones para las que no se tienen facultades ni tampoco se cuenta con equipo y personal adecuado para afrontar una situación de emergencia como la que se presentó”.

El alcalde de Matamoros asegura que el Gobierno del Estado y el Municipio tienen celebrado un convenio de colaboración en el que se establece el denominado Mando Único, y donde se precisa que la seguridad pública del municipio de Matamoros, Tamaulipas está a cargo del Estado.

“Ahora bien, respetuoso de las facultades del Gobernador Constitucional del Estado de Tamaulipas y particularmente en lo que se refiere al rubro de seguridad pública, sin duda que el determinar que en Matamoros existirá un cuerpo policiaco capacitado y equipado para proteger y proporcionar seguridad a la población, al asumirse directamente el mando de las corporaciones de seguridad en el municipio, será una acción que repercutirá en beneficio de todos los habitantes de Matamoros, quienes siempre han sido la prioridad en mi administración”.

Estas acciones de parte del gobernador de Francisco García Cabeza de Vaca se realizan luego de las protestas de taxistas a principios de mes, donde bloquearon calles y puentes internacionales denunciando las actuaciones del equipo especial de la Policía Estatal denominado GOPES.

Hasta el momento, no hay reacciones de parte de los taxistas sobre que vuelvan a protestar por la decisión del gobierno estatal.