Por Joe Mario Pedersen Orlando Sentinel (TNS)

ORLANDO, Fla. — Después de dos semanas de seguir varios sistemas de tormentas, el Centro Nacional de Huracanes (NHC por sus siglas en inglés) está rastreando solo dos tormentas postropicales; Teddy y Beta, los cuales se están degenerando pero siguen siendo amenazas de inundaciones.

Primero, lo que alguna vez fue el huracán Teddy es ahora una tormenta postropical con vientos máximos sostenidos de 65 mph, y todavía se mueve a una velocidad rápida de 23 mph hacia Nueva Escocia, según la actualización de las 8 a.m. del NHC. Teddy está golpeando la puerta de Halifax a solo 65 millas al este-noreste de sus costas y 245 millas al suroeste de Port Aux Basques, Terranova.

Teddy sigue siendo poderoso y debería traer olas destructivas a Nueva Escocia durante todo el día, mientras que se prevé que toque tierra en Nueva Escocia el miércoles por la noche o el jueves temprano.

Hay una advertencia de tormenta tropical vigente para la costa sur de Nueva Escocia desde Digby hasta Meat Cove, y desde Port aux Basques hasta Francois Newfoundland.

Aunque Teddy ya no es un huracán, sigue siendo una enorme tormenta con vientos con fuerza de tormenta tropical que alcanzan las impresionantes 520 millas de su centro. Con un alcance tan grande, se pronostica que las olas de Teddy afectarán las masas de tierra lejos de Nueva Escocia, informó el NHC.

“Las grandes marejadas generadas por Teddy están afectando a las Bermudas, las Antillas Menores, las Antillas Mayores, las Bahamas, la costa este de los Estados Unidos y el Atlántico canadiense. Es probable que estas marejadas provoquen oleaje que ponga en peligro la vida y afecten las condiciones actuales” agregó el NHC.

Un automovilista intenta navegar a lo largo de Appleblossom Lane en Friendswood, Texas, el martes 22 de septiembre de 2020, luego de la tormenta tropical Beta. (Stuart Villanueva / The Galveston County Daily News vía AP)

Mientras tanto, Beta, también una tormenta postropical, continúa su paso hacia el noreste a través de los Estados Unidos y trae fuertes lluvias al este de Texas y al valle del río Mississippi.

Beta ha acelerado su ritmo lento de 3 mph el martes por la tarde a 9 mph el miércoles por la mañana y está a 30 millas al este-sureste de Houston, Texas, y 70 millas al oeste-suroeste de Port Arthur.

Beta conserva sus vientos máximos sostenidos de 30 mph y aún representa una amenaza de inundaciones repentinas en todo el sureste de Texas y Louisiana. Se espera que los totales de lluvia sean de 3 a 5 pulgadas con algunas áreas aisladas recibiendo 15 pulgadas.

A medida que Beta se mueve hacia el noreste, se espera que mantenga su fuerza durante el fin de semana, cuando se pronostica que se disipará.

Por primera vez en semanas, el NHC no tiene áreas de interés con potencial de desarrollo, pero septiembre fue un mes ajetreado para la producción tropical y uno para los libros de récords.

Septiembre vio el desarrollo de 10 tormentas con nombre en el Atlántico, la mayor cantidad de cualquier septiembre registrado, que vio la conclusión de la lista de nombres de tormentas tropicales de 2020 y el uso de letras griegas Alpha y Beta.

Hasta ahora, ha habido 23 tormentas con nombre en 2020; coincidiendo con el pronóstico de mitad de temporada de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de una temporada “extremadamente activa” que predice entre 19 y 25 tormentas con nombre.

La temporada de huracanes termina el 30 de noviembre.