Condenan a cadena perpetua a agresor sexual de menor en Condado Cameron

Tras varios años de abuso sexual contra una menor que incluye el Condado de Cameron, un hombre fue sentenciado a cadena perpetua el martes en una corte federal de Corpus Christi.

David Wills, un empresario de Rockport, de 68 años de edad, fue condenado a cadena perpetua en una prisión federal por tráfico sexual de una menor, de acuerdo a un comunicado publicado en internet por la Oficina del Fiscal Luis V. Saenz.

De acuerdo al comunicado, en octubre de 2019 Wills fue condenado por tráfico sexual, seducción de una menor, y conspiración para obstruir la justicia por su papel en la trama que abarcó los condados de Cameron, San Patricio y Nueces durante 3 años.

La Procuraduría de los Estados Unidos en Corpus Christi, dirigida por Ryan Patrick y su equipo, aseguró el veredicto y la sentencia de culpabilidad.

Según una publicación de Caller Times, David Keith Wills, fundador y copropietario de Global Blue Technologies, fue condenado el mares a cadena perpetua y se le ordenó pagar 172 mil dólares en restitución a la víctima, y 85 mil dólares en multas.

“Durante el juicio, un jurado escuchó que Wills conspiró con su amante Maria Losoya para traficar con una menor de edad con fines sexuales de 2012 a 2015. La niña tenía 10 años, según el comunicado.

De acuerdo a Caller Times, la pareja usó sus teléfonos celulares para organizar reuniones en las que Wills agrediría sexualmente a la niña, según el comunicado.

En la audiencia, el tribunal escuchó una declaración de la víctima menor que detalla cómo Wills destruyó su infancia y causó su trauma de por vida”, dice el comunicado.

Wills prometió pagar la matrícula universitaria de la niña si se le permitía agredirla sexualmente. También le reembolsó a Losoya los regalos a la niña, que incluían un iPad, auriculares, un televisor, una computadora portátil Apple y un viaje escolar, según el comunicado.

La niña denunció las agresiones en abril de 2015.

“Después de que la víctima denunció el abuso, Wills conspiró con un amigo para sacar una computadora portátil de su casa, con el fin de destruirla para evitar que la policía se apodere de ella y la revisara”, dice el comunicado.

Losoya fue sentenciada a 15 años de prisión por tráfico sexual en diciembre de 2019. También se le ordenó pagar una indemnización a la niña y cumplirá cinco años de libertad supervisada después de su condena en prisión.