Autoridades del Valle anticipan cambios en clases presenciales

 

Los funcionarios del Valle del Río Grande esperan que el estado haga un anuncio esta semana modificando los procedimientos para los distritos escolares sobre el regreso a clases en las áreas que han sido más afectadas por la pandemia.

El miembro de la Junta de Educación del Estado, Ruben Cortez Jr., dice que habló con el comisionado de la Agencia de Educación de Texas, Mike Morath, el viernes y le pidió al comisionado que diera más flexibilidad a las entidades educativas para tomar decisiones a nivel local a la luz del anuncio del gobernador Greg Abbott de que ser excluido de una flexibilización de las restricciones de COVID-19 la semana pasada.

Abbott describió al Valle, junto con las regiones hospitalarias que incluyen Laredo y Victoria, como todavía “en la zona de peligro”.

Según Cortez, Morath se negó a entrar en detalles, pero dijo que planeaba hacer un anuncio modificando los procedimientos para los distritos del Valle el jueves por la tarde.

Cortez dice que espera que ese anuncio incluya modificaciones que afecten los plazos obligatorios de reapertura de clases presenciales en el campus.

“Tengo mucha fe en que así será. Tengo mucha fe en que darán más flexibilidad. McAllen ya comenzó a recibir niños esta semana, South Texas ISD ya tiene niños allí. Los están haciendo la transición, en fases”, dijo. “Creo que lo que sea que presente el jueves abordará esa preocupación específica”.

En todo el estado, la TEA permitió a los distritos retrasar la instrucción en el campus durante al menos cuatro semanas y solicitó exenciones a los distritos en los puntos calientes de COVID-19 que deseaban continuar enseñando virtualmente durante cuatro semanas adicionales, aunque los distritos deben enseñar una pequeña parte estudiantes en persona durante las segundas cuatro semanas.

McAllen ISD, por ejemplo, comenzó a aceptar a algunos estudiantes para asistir a clases según la necesidad de instrucción en el campus el lunes.

El plan de reapertura del distrito indica que los padres podrán elegir si sus estudiantes asisten al campus, de forma remota o mediante una combinación de los dos antes del 19 de octubre. Aunque, el distrito señala que esa fecha está sujeta a cambios en la instrucción de otras entidades.

Delcia Lopez | dlopez@themonitor.com
En South Middle School en Edinburg, se ve un pasillo vacío durante el primer día de clases el lunes 31 de agosto.

Se programó que los superintendentes del Valle que no estaban de acuerdo con el cronograma del estado pudieran expresar esa opinión el martes por la tarde, dijo Cortez, en una llamada de Zoom entre Morath y todos los superintendentes de la Región Uno.

“En mi discusión de esta mañana con el consejo general del comisionado, básicamente compartió conmigo que el comisionado quiere escucharlo desde las botas en el terreno. Así que quiere escuchar de ellos que lo que estoy afirmando es, de hecho, el caso”, dijo Cortez.

Cortez no ha sido el único en expresar dudas sobre el regreso de los estudiantes y maestros de Valley al campus.

Texas AFT, un sindicato de maestros con más de 65,000 miembros, comenzó una campaña de envío de cartas el martes exigiendo pautas revisadas para las tres regiones hospitalarias que quedaron fuera de las restricciones relajadas de Abbott.

“Texas es un estado grande. Y no todas las áreas están sintiendo los mismos impactos de la pandemia. Como señaló el gobernador Greg Abbott la semana pasada al permitir una mayor capacidad en muchas empresas, varias áreas en el sur de Texas, incluidos el Valle del Río Grande, Laredo y Victoria, continúan siendo puntos calientes para COVID-19 y deben mantener restricciones de seguridad estrictas”, dice una publicación en el sitio web del sindicato. “También se espera que la Agencia de Educación de Texas revise algunas de sus pautas pronto”.