La tormenta tropical Beta tocará tierra el lunes por la noche

Ya no se esperaba que la tormenta ganara fuerza de huracán

Por JUAN A. LOZANO Associated Press

HOUSTON (AP) – Partes de Texas y Luisiana se prepararon el lunes para inundaciones y marejadas ciclónicas dañinas mientras la tormenta tropical Beta avanzaba lentamente hacia una parte del país que ya ha sido empapada y golpeada durante la temporada de huracanes excepcionalmente ocupada de este año.

Ya no se esperaba que la tormenta ganara fuerza de huracán y los pronosticadores redujeron los totales estimados de lluvia de Beta el lunes temprano, diciendo en un aviso del Centro Nacional de Huracanes de EEUU que hasta 15 pulgadas (38 centímetros) de lluvia podrían caer en algunas áreas. Eso es menos que las predicciones anteriores de hasta 20 pulgadas (51 centímetros).

Sin embargo, era el movimiento lento del sistema y la marejada ciclónica lo que generaba preocupaciones en las comunidades costeras. Los vientos máximos sostenidos fueron de 50 mph (85 kph) el lunes por la mañana. Beta se movía hacia el oeste a 9 kph (6 mph) alrededor de las 7 a.m. del lunes, dijeron los meteorólogos. Se pronosticó una marejada ciclónica de hasta 5 pies (1,5 metros) desde San Luis Pass hasta Sabine Pass en Texas.

Beta estaba programado para tocar tierra a lo largo de la costa central o superior del Golfo de Texas el lunes por la noche, dijeron los meteorólogos. Luego se esperaba que se moviera hacia el noreste a lo largo de la costa y se dirigiera a Louisiana en algún momento a mediados de semana, con la lluvia como su mayor amenaza. Los meteorólogos dijeron que era posible que se produjeran inundaciones repentinas en Arkansas y Mississippi a medida que el sistema avanza hacia el interior.  Te recomendamos ver el pronóstico del tiempo 

Los meteorólogos dijeron que no se esperaba que Beta trajera la misma cantidad de lluvia que experimentó Texas durante el huracán Harvey en 2017 o la tormenta tropical Imelda el año pasado. Harvey arrojó más de 50 pulgadas (127 centímetros) de lluvia en Houston y causó daños por $ 125 mil millones en Texas. Imelda, que azotó el sureste de Texas, fue uno de los ciclones más húmedos registrados.

Las primeras bandas de lluvia de Beta llegaron a la costa de Texas el domingo, pero no se esperaba que las lluvias más intensas llegaran hasta la noche del lunes al martes.

Oprima la imagen para accesar a la fotogalería