El Servicio Meteorológico Nacional, (NWS por sus siglas en inglés), informó el sábado por la tarde que la tormenta tropical Beta estaba comenzando a girar hacia el oeste a través del Golfo de México, pero siguió siendo un sistema que afectará la región, continuando el llamado de vigilancia de tormentas para los condados de Cameron, Willacy y Kenedy.
“Se pronostica que la tormenta tropical Beta alcanzará la fuerza de un huracán a medida que se acerque lentamente a la costa del centro de Texas hasta principios de la próxima semana”, señala una presentación del NWS.
Durante la presentación, NWS dijo que, a nivel local, la mayoría de las lluvias ocurrirán desde la noche del domingo hasta el martes. La amenaza de fuertes lluvias permanece solo para el condado de Kenedy con el resto de la región en la masa de aire estable y seca.
“Se pronostica que alcanzará la fuerza de un huracán a medida que se acerque lentamente a la costa central de Texas a principios de la próxima semana, pero hay incertidumbre en el pronóstico de intensidad”, mencionó el NWS en la presentación.
A partir del sábado, había potencial para vientos fuertes, especialmente en el condado de Kenedy, King Ranch, Brooks, Jim Hogg y el Valle bajo para el domingo.
Hoy en día existe la posibilidad de daños en porches, toldos, cocheras, cobertizos y casas móviles sin anclaje; algunas vallas y letreros de carreteras volaron y cortes de energía aislados en el condado de Kenedy y el área de King Ranch.
El área baja del Valle puede esperar que los objetos livianos no asegurados salgan volando y algunas ramas débiles de los árboles se rompan.
“La hora más probable de llegada de los vientos con fuerza de tormenta tropical a la costa del Bajo Texas es el domingo por la noche”, dice la presentación.
“Sin embargo, esta área podría ver vientos con fuerza de tormenta tropical, principalmente en forma de ráfagas, ya el domingo en la mañana”.
El NWS también dijo que existe un potencial de inundación de 3 pies en la costa de Port Mansfield con la posibilidad de una inundación potencialmente mortal por marejada ciclónica en algún lugar de esta área, alcanzando su punto máximo durante la marea alta el domingo y el lunes por la noche.
“Un ciclón más fuerte podría comenzar a empujar el agua el lunes”, dice la presentación.
La alerta de tormenta tropical se emitió el sábado para los condados de Cameron y Willacy, y el Servicio Meteorológico Nacional informó que la tormenta tropical Beta estaba a unas 310 millas al este de Brownsville o 310 millas al este de Port Mansfield.
El NWS informó que los centros de tormentas han progresado más al norte de lo que se pensaba originalmente antes de girar hacia el oeste. Beta estaba girando más hacia el oeste, lo que continuó durante todo el sábado antes de girar hacia el noroeste con otro giro esperado hacia el noreste a medida que se acerca a la costa central de Texas el martes temprano.
Se esperaba que la tormenta tropical mantuviera su intensidad actual el sábado y posiblemente se convierta en un huracán a última hora de la noche del domingo o temprano el lunes.

nreyna@brownsvilleherald.com