Oficial de policía de Pharr reconocido por reducir un incidente mortal

Oficial de policía de Pharr reconocido por reducir un incidente potencialmente mortal

El oficial Gerardo González posa en un memorial policial frente a la estación de policía de Pharr el miércoles 9 de septiembre de 2020. Joel Martínez/The Monitor

“Nunca dejas de ser policía”, es una frase de la que se hacen eco muchos en la comunidad policial, específicamente aquellos que se jubilan del servicio público.

Pero esas palabras son más que una simple frase para las personas que hacen el juramento de servir y proteger a sus comunidades. Se convierte en un estilo de vida, uno que no cesa al final del día.

Un ejemplo es el oficial de policía de Pharr Gerardo González, de 24 años, cuyo pensamiento rápido mientras estaba fuera de servicio ayudó a un compañero en otra ciudad a detener a un individuo violento. El departamento de policía de esa ciudad aclamó a González como un individuo que potencialmente le salvó la vida a ese oficial.

González fue honrado por la ciudad de Pharr el martes pasado durante una reunión de la comisión de la ciudad, en la que fue reconocido con una carta del jefe interino del Departamento de Policía de George West, Jimmy Loya.

“El oficial González demostró su verdadera capacidad para pensar y reaccionar ante una situación estresante que creo que finalmente disipó el violento altercado”, decía la carta. “Nosotros en el Departamento de Policía de George West queremos reconocer al Oficial González por su ayuda y pensamiento rápido que probablemente salvó a nuestro oficial de una posible interacción mortal. El Departamento de Policía de Pharr debería estar orgulloso de tener al Oficial González de su lado, un verdadero ejemplo de oficial de policía”.

El incidente ocurrió el martes 18 de agosto en el área de la carretera 281 al norte de George West cuando González y su familia se iban de vacaciones a San Antonio.

“Me iba de vacaciones con mi familia, mi hijo y mi esposa”, dijo González. “Íbamos en coche a San Antonio y, al pasar por George West, vi a un policía de George West con las luces encendidas”.

El oficial de policía de George West estaba intentando detener a un hombre sospechoso de robar un vehículo.

Mientras González conducía por el área, dijo que vio al oficial de policía con su pistola paralizante desenfundada y vio que el oficial ya había descargado los cartuchos.

Al darse cuenta de que el oficial estaba solo en su intento de aprehender al sospechoso, González decidió darse la vuelta y brindar apoyo.

Fue durante esta pelea que el sospechoso logró apoderarse del arma del oficial de policía. Aquí es donde González dijo que su entrenamiento policial ayudó a calmar la situación.

“En ese momento, solo estábamos luchando por el arma. Pude sacar el cargador del arma y disparé la última ronda hacia un área de tierra”, dijo González.

“Era un lugar difícil para estar”, dijo González. “Cuando llegué allí

por primera vez, pensaba: ‘Simplemente pondremos esposas al sospechoso y eso será todo, nos pondremos en camino’. Pero una vez que el sospechoso tuvo posesión del arma, la situación cambió por completo.

“Solo estábamos luchando por nuestras vidas en ese momento”.
“Para eso me inscribí”, dijo González. “Es parte del trabajo. Siempre decimos que somos agentes de la ley las 24 horas, los 7 días de la semana”.