Molesta a Trey respuesta de Procurador sobre capacidad de restaurantes

Mendez recalcó que la decision tomada por la comisión municipal de limitar la capacidad de los restaurantes al 25 por ciento fue para salvar vidas

En una dura respuesta a la negativa del gobernador Greg Abbott sobre el límite de los restaurantes para recibir clientes en sus mesas, el alcalde de Brownsville Trey Mendez, insistió este jueves en que seguirán considerando otras opciones.

“Ayer, el procurador nos envió una carta en la que indicaba que nuestro pedido del 25% de capacidad en los restaurantes no era ‘válido’”, señaló Mendez en una carta publicada en redes sociales.

“No puedo decir que esté de acuerdo con los datos y con el hecho de que en realidad no restringimos los servicios. La comisión considerará sus opciones y los próximos pasos en una reunión el martes”.

El pasado miércoles, el procurador general de Texas, Ken Paxton, anunció en un comunicado de prensa que la limitación que la ciudad de Brownsville ha impuesto a la capacidad de los restaurantes a menos del 25 por ciento de la ocupación total listada no es válida, ya que contradice las órdenes del gobernador de operar hasta en un 50 por ciento.

“La orden del Gobernador establece un límite de capacidad en estos restaurantes y permite a los restaurantes, no a los gobiernos locales, decidir si operar a una capacidad que no exceda esta limitación”, dice la carta enviada por Paxton a Mendez.

La carta es clara al señalar que “nada en la orden permite a los gobiernos locales alterar la limitación de capacidad como lo intenta hacer la ciudad. Debido a que la restricción de la ciudad entra en conflicto con la orden del gobernador y excede su autoridad legal, no es válida”.

Sin embargo, este jueves el alcalde de Brownsville dijo que “independientemente de lo que decidamos hacer con la ocupación en el futuro, se debe comprender que las órdenes fueron emitidas por nuestra comisión cuando estábamos en un pico de contagio y los hospitales estaban saturados”.

Mendez recalcó que la decision tomada por la comisión municipal de limitar la capacidad de los restaurantes al 25 por ciento fue para salvar vidas.

“Pasamos de una tasa de positividad del 40% al 20% (actual) y hemos visto los resultados de medidas sólidas basadas en datos. Agradezco la cooperación de los restaurantes que apoyaron la iniciativa”, dijo Mendez, agregando que “como propietario de un restaurante, entiendo la dificultad de tratar de equilibrar la ocupación y permanecer abierto”.