Habla ‘Panterita’ de sus luchas

Por JAPHET NIETO/Redacción

WESLACO — A un año de haber perdido su primer pelea profesional, Omar “Panterita” Figueroa Jr. dice que permanece enfocado en mejorar haciendo cambios en su vida, cuidando de sí mismo, de su familia, y en ayudar. Sobre todo a los niños.

El ex campeón del Consejo Mundial de Boxeo experimentó su primera derrota profesional en julio de 2019, cuando enfrentó al cubano Yordenis Ugas.

“La verdad nunca me imaginé que iba a perder”, dijo Figueroa en entrevista por vía telefónica. “Porque obviamente un boxeador tiene confianza suprema en sí mismo, la derrota nunca pasó por mi mente, pero, mi salud sí. Y mi salud mental principalmente, porque no estamos jugando ahí. Es un deporte de vida o muerte”.

El originario de Weslaco dice que ha batallado en los últimos años con algunas lesiones que le han pasado factura en el físico.

“Las lastimaduras que he tenido, (porque) cada vez pasa más y más el tiempo siento las manos un poco más débiles, siento que la resistencia del cuerpo es menos, y empiezas a contemplar tu mortalidad, como boxeador, como humano, en todas formas… Tengo 25 años en esta carrera. Empecé desde los 6 (años). Fueron 25 años pero me corrieron sin aceite. Duro y tupido. Se cansa uno”, dijo.

Y aunque visualiza el fin de su carrera como boxeador en algún momento, “El Panterita” dice que su retiro no está en puerta.

“Todavía me falta camino por recorrer (en el boxeo)… Lo sigo amando. Está en mi sangre. Yo digo que siempre va a estar en mi sangre, en mi mente. El boxeo es parte de mí. No conozco al Omar que no esté atado al boxeo. Por eso tengo curiosidad de cómo va a ser mi vida después del boxeo, porque nunca he podido vivirla así, mi vida siempre ha sido en torno al boxeo”, expresó.

El pugilista de 30 años de edad asegura que hoy cuida más de su salud física y mental.

“He hecho muchos cambios en mi vida, mejorando mi estado mental. En eso me he tratado de enfocar… Estando en el box me he lastimado mucho. Me he roto las manos, me he roto las rodillas, me he lastimado los hombros, los codos, y dije ‘¿voy a gastar mi vida en el box y nunca voy a alcanzar a disfrutar de mi trabajo?’

“He ayudado a miles de personas, he ayudado a mi familia, he invertido muchísimo dinero en las demás personas para que tengan un poquito de gozo en su vida y siempre me he dejado al último, y es por eso que ese año, antes de la pelea las cosas empezaron a cambiar y me di cuenta de qué es lo que estoy haciendo. Estoy viviendo mi vida. Ya no por mi papá, ya no por mi mamá, ahora por otra gente… toda mi vida me la he pasado trabajando y (ahora) me toca a mí disfrutar de mi esfuerzo.

#SaveOurChildren

Hoy en día, Omar Figueroa Jr. constantemente comparte publicaciones en Facebook relacionadas a una campaña en redes sociales en favor de la protección de menores de edad víctimas de pedofilia.

“Hay que salvar a nuestros niños. Deben ser nuestra prioridad”, dijo.

“Cuando tuve a mi niña siento que me salvó la vida y por eso haría cualquier cosa por cualquier niño, sea mío o no. Los niños son por la única razón que creo que existe un Dios. Cualquier Dios.

“Yo estoy más que bendecido. Me tocó una familia excelente. Me tocaron padres que se dedicaron a mí 100 por ciento. Y haya terminado bien o haya terminado mal. El tiempo de uno es lo más valioso que tenemos y a mí mis padres me lo dieron todo. Así que yo estoy agradecido por eso”, dijo el peleador.

“Los niños no tienen porqué sufrir. Y para mí es muy serio, es algo que tomo muy a pecho porque yo sé del amor que le tengo a mis niños, y a cualquier niño”, declaró.

Figueroa dice que ha tratado de comprender el por qué de su amor hacia los niños.

“Desde que yo tenía 15 o 16 años empecé a querer un bebé. Siempre me han encantado los niños. Y bueno, yo digo que porque mi niñez no la alcancé a vivir como yo quise… Y cuando finalmente lo tuve mi vida cambió”, reveló.

“El Panterita” dice que por la pandemia prefiere permanecer en cuarentena el mayor tiempo posible, sobre todo por la seguridad de sus tres hijos.

Al finalizar la entrevista lanzó una invitación para su mejor pelea.

“Sigan compartiendo el Save The Children”, concluyó.