POR ERIN SHERIDAN

Redacción

Un hombre de Harlingen fue acusado formalmente por un gran jurado federal a fines de julio por presuntamente usar su cargo en una sucursal de Wells Fargo para coordinar retiros de envíos de ganancias de narcóticos.

Stephen Roland Reyna recibió una fianza de $ 50,000 luego de una audiencia de detención ante el juez federal Ignacio Torteya III el viernes. Una orden judicial confirmó que Reyna fue arrestado el 28 de julio.

Según los registros judiciales, su audiencia de fianza se retrasó porque el Centro de Detención Regional del Condado de Willacy se adhiere a las pautas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades que recomiendan una cuarentena de 14 días para todos los nuevos reclusos.

Reyna enfrenta un cargo de conspiración para lavar instrumentos monetarios. El cargo conlleva una pena de hasta 20 años bajo custodia federal y una multa de $ 500,000 o el doble del valor de los fondos recaudados a través de un supuesto plan que están sujetos a decomiso penal.

Según la acusación parcialmente revelada, Reyna presuntamente participó en la operación de distribución de narcóticos desde agosto de 2016 hasta abril de 2018 junto con un número no especificado de co-conspiradores.

Los fiscales alegan en el documento que Reyna y sus co-conspiradores “enviarían narcóticos, incluidos varios kilogramos de cocaína, desde el Distrito Sur de Texas a otros estados”.

“Una vez que los narcóticos fueran entregados con éxito a los co-conspiradores en esos estados, las ganancias de las entregas de narcóticos se depositarían en cuentas bancarias en esos estados, incluidas las cuentas de Wells Fargo Bank”.

Uno de los participantes enviaría los depósitos a varias cuentas bancarias pertenecientes a co-conspiradores, que luego serían retiradas localmente, según la acusación.

Reyna, quien según la acusación era gerente en una sucursal de Wells Fargo en Harlingen, luego ayudaría a los co-conspiradores con la retirada de las ganancias de los narcóticos, según el documento.

El gerente supuestamente “instruiría a sus empleados a eludir los protocolos bancarios y él también eludiría los protocolos bancarios a través de anulaciones”.

Según los fiscales, Reyna establecería la fecha y la hora en que se producirían los retiros, luego supuestamente autorizaría los retiros que involucraran las ganancias de los narcóticos para los co-conspiradores.

La acusación formal nombra a un cómplice (cuyo nombre está redactado) como la persona que luego pagaría a Reyna una parte de sus retiros de efectivo por su papel en los retiros.

esheridan@brownsvilleherald.com