José Rovelo y Elpidio Aguirre Jr. trabajan juntos para cargar un palé con los libros de texto que cada campus necesita el jueves en el almacén de BISD en Morrison Road.
Denise Cathey/ EL Nuevo Heraldo

Aún cuando no era evidente entonces, el Distrito Escolar Independiente de Brownsville comenzó a asentar las bases para comenzar el año escolar 2020-2021 100% en línea poco después de que la pandemia de COVID-19 llegara a Texas en marzo; ahora todo está manos a la obra mientras BISD cuenta regresivamente hasta el primer día de clase a la semana desde el martes 25 de agosto.

Los departamentos de Currículum e Instrucción y Negocios y Operaciones del distrito han trabajado prácticamente sin parar desde las vacaciones de primavera para poner todas las piezas en su lugar para lanzar lo que será un año académico diferente a cualquier otro y aún así lograr la apariencia de un año escolar normal.

El distrito ha enfrentado dos grandes desafíos: uno, asegurarse de que cada uno de los 43,000 estudiantes de BISD tenga una conexión segura a Internet y un dispositivo de aprendizaje electrónico para acceder a las lecciones en línea, a través de Seesaw en un iPad para estudiantes más jóvenes y Google Classroom en un Chromebook u otra computadora para estudiantes de tercer grado y mayores.

Samuel Pérez vuelve a empaquetar cada computadora portátil enviada desde el almacén de BISD el jueves en la escuela secundaria Hanna Early College.
Denise Cathey/The Brownsville Herald

El otro gran desafío es encontrar a todos los estudiantes, dijo Nereida Cantú, superintendente adjunta de Negocios y Operaciones. Los distritos que ya han comenzado, incluidos Houston y San Antonio, informan que este ha sido el mayor obstáculo para la instrucción 100% en línea.

Cantú instó a los padres a visitar el sitio web de BISD, www.bisd.us, y completar la encuesta de preferencias para el próximo año escolar, o llamar a BISD al (956) 548-8000. Las encuestas completadas entre el 20 de mayo y el 1 de junio mostraron que el 47 por ciento de los padres de BISD preferían el aprendizaje tradicional cara a cara, mientras que el 23 por ciento prefería un híbrido de aprendizaje en persona y en línea y el 30 por ciento favorecía la instrucción digital en el hogar. Cantú dijo que los datos ayudan al BISD a tomar decisiones sobre la instrucción y la documentación de la participación de los estudiantes es fundamental para la financiación.

Los distritos deben ser capaces de documentar la participación de los estudiantes en las clases a fin de recibir fondos de la Agencia de Educación de Texas, por lo que existe un gran incentivo para contactar con todos los estudiantes en las listas de las clases. Maestros, asistentes de maestros, padres voluntarios y otros en todo el distrito están llamando a los padres en una operación que se asemeja a una campaña política, afirmó Cantú.

En el almacén del distrito en Morrison Road el jueves y en los campus individuales de todo el distrito, todos estaban colaborando para que los materiales escolares estuvieran listos para entregarlos a partir del lunes en los eventos de distribución en la acera. Estos incluyen mochilas llenas de libros de trabajo y todos los bolígrafos, papel, cuadernos, marcadores y otros artículos de la lista de materiales escolares que los padres normalmente tienen que comprar en esta época del año.

BISD gastó $1 millón del saldo de fondos para materiales escolares, aunque gran parte de eso eventualmente se reembolsará a través de la Ley CARES. BISD también ha invertido más de $ 6 millones en dispositivos tecnológicos, que incluyen:

  •  11.000 Chromebooks
  •  6.000 iPads
  • 10,000 puntos de acceso a Internet
  •  6.500 portátiles

Los Chromebook se compraron utilizando el saldo de los fondos y son reembolsables a través de la Ley CARES.

De los 6,000 iPads, 4,000 se comprarán con fondos locales y se reembolsarán a través de la Ley CARES. Los restantes 2,000 iPads, 10,000 puntos de acceso y 6,500 computadoras portátiles también se comprarán a través de fondos locales con la ayuda de TEA y la Operación Conectividad del área de Dallas, la cual proporcionará como suplmento de uno a uno.

Los estudiantes de Pre-K a segundo grado recibirán iPads. Los estudiantes de tercer grado hasta la escuela secundaria recibirán Chromebooks. Las computadoras portátiles se distribuirán a las escuelas secundarias en el programa de educación técnica y profesional. Los puntos de acceso (a internet)se distribuirán uno por familia. Los padres que necesiten un dispositivo o un punto de acceso deben comunicarse con el director de la escuela de su hijo.

El hecho de que BISD es capaz de comenzar el aprendizaje a distancia al 100% es algo notable dado que Brownsville ocupa el segundo lugar en la nación por falta de acceso a Internet de banda ancha, con un 44 por ciento estimado de hogares sin una suscripción de banda ancha y más del 17 por ciento de hogares, sin computadora, según un análisis del censo de EEUU realizado por Business Insider.

Por votación unánime el 7 de julio, la Comisión de la Ciudad de Brownsville aprobó un contrato de $ 155,000 con la firma consultora Lit Communities, con sede en Birmingham, Alabama, como el primer paso para poner a la ciudad al día con la banda ancha, que puede manejar cantidades masivas de datos digitales. BISD es parte de un consorcio de siete entidades de Brownsville que respaldan la medida.

Eventualmente, el grupo espera que Brownsville se convierta en una de las primeras ciudades totalmente cableadas del país, con acceso inalámbrico a Internet posible desde cualquier lugar de la ciudad.

Brownsville está en una posición ventajosa para lograr la meta porque la ciudad es dueña de su propia empresa de electricidad, la Junta de Servicios Públicos de Brownsville, y BPUB posee derechos de paso en toda la ciudad. Esos derechos de paso se pueden usar para transmitir señales de Internet a los vecindarios de la ciudad, dijo Ramiro González, director de asuntos gubernamentales y comunitarios de la ciudad.

Incluso hoy en día hay Internet inalámbrico, o Wi-Fi, disponible en cualquiera de los 56 campus de BISD durante el horario escolar porque el distrito posee un par de líneas principales de gigabytes por segundo que utiliza para transmitir servicios de Wi-Fi en las escuelas, dijo Philip T Cowen, miembro de la Mesa Directiva de BISD y presidente del Comité de Instalaciones de la mesa directiva.

La capacidad de Wi-Fi es un elemento clave en la capacidad de BISD para ofrecer el aprendizaje 100% en línea. Otro es el uso de autobuses escolares del distrito como puntos de acceso móviles. Veinte de los autobuses estarán equipados con puntos de acceso y luego se enviarán a partes de la ciudad que carecen de internet de banda ancha confiable, dijo Cantú, el superintendente adjunto. Los estudiantes que se encuentren a 350 pies del autobús pueden conectarse a Internet.

glong@brownsvilleherald.com