HARLINGEN — La tasa vertiginosa de casos de COVID-19 ha inundado los hospitales locales al máximo, lo que ha generado un estrés intenso en las habitaciones y los profesionales médicos.

La necesidad extrema en los centros de cuidados agudos a corto plazo, como Valley Baptist Medical Center y Harlingen Medical Center, los ha obligado a aceptar solo los más críticos. Una vez que se hayan recuperado de los síntomas más graves, deben ser dados de alta.

¿A dónde van? en centros de enfermería especializada como el Centro de Enfermería Retama Manor o en centros de cuidados especiales a largo plazo como el Hospital Solara, dijo Christopher Romer, especialista en medicina interna de Valley Baptist.

“A medida que el volumen de casos comenzó a aumentar durante esta pandemia de COVID-19 en nuestra región, tuvimos múltiples llamadas y conversaciones con los centros locales de enfermería especializada, así como los centros de cuidados intensivos a largo plazo”, dijo Romero.

“Por supuesto, hubo colaboración con el departamento de salud del condado para ver cómo estas diferentes ubicaciones de atención podrían aceptar pacientes y proporcionar atención segura y efectiva en medio de una pandemia”.

El Hospital Solara comenzó a aceptar pacientes solo en las últimas dos semanas, dijo el CEO Albert Sánchez.

“Recientemente nos asociamos con hospitales de cuidados especiales para ayudarlos con las grandes necesidad de los pacientes que requieren hospitalización prolongada”, dijo Sánchez. “Después de la fase crítica de COVID, estamos tomando pacientes que son post-COVID. Ellos ya habían pasado la etapa crítica y aún necesitaban más tratamiento porque tienen algunas complicaciones de COVID “.

Más específicamente, Solara está aceptando pacientes que son COVID después del día 10, dijo Jun Ellorimo, director de rehabilitación del Hospital Solara en Harlingen y Brownsville.

“Tenemos un equipo de detección de pacientes cuidadosamente”, dijo Ellorimo. “Solo estamos tomando pacientes post COVID día 10, sin fiebre 24-72 horas, y están mejorando médicamente principalmente en función de su estado respiratorio”.

El día 10 post COVID es una nueva guía publicada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades hace aproximadamente un mes, dijo Ellorimo.

“Post-COVID no es un término médico real, pero es lo que la comunidad médica está utilizando para referirse a los pacientes con COVID que pasaron el día 10 por el virus”, dijo. “Estos pacientes aún no están completamente seguros, pero tienen mejores posibilidades que los pacientes que están en la UCI y con ventiladores o intubados”.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) dice que los pacientes post COVID son menos infecciosos en comparación con aquellos que están en su primera semana con el virus, dijo Ellorimo.

“El papel que tenemos en la rehabilitación con los pacientes del día 10 post COVID es ayudarlos a recuperar su fuerza funcional”, dijo Ellorimo. “Esto es para darles una mejor oportunidad de recuperarse completamente de COVID y darles una mejor oportunidad de poder volver a casa y ser COVID negativos para entonces”.

Cuando los funcionarios de salud le pidieron ayuda a Retama Manor, la instalación rápidamente dio un paso adelante y creó un ala separada para la recuperación de pacientes con COVID.

“Colocamos barreras para que la gente no bajara por ese pasillo”, dijo Jeff Tait, administrador. “Diseñamos un lugar en el edificio para poder ayudar a admitir pacientes que son post COVID”.

Al respecto, señaló que el centro tiene 22 camas específicamente para pacientes post COVID. La mayoría de ellos tienen pocos o ningún síntoma.

“Pueden tener algunos problemas respiratorios pero no muy graves”, dijo. “La mayoría de los pacientes con COVID requieren oxígeno. Si necesitan hidratación, podemos dárselos y simplemente monitoreando sus signos vitales”.

twhitehead@valleystar.com