Escuelas de Donna instalarán torres de Wi-Fi en toda la ciudad

COLLEEN DEGUZMAN/El Nuevo Heraldo

El distrito escolar de Donna lanzará un esfuerzo multimillonario para instalar una docena de torres de Wi-Fi en toda la ciudad con la esperanza de proporcionar acceso a Internet a sus estudiantes en preparación para el próximo semestre virtual de otoño.

La junta escolar dio luz verde al proyecto en una reunión el martes.

Debido a la pandemia de COVID-19, las escuelas de toda la región tienen la orden de estar completamente en línea hasta el 27 de septiembre, lo que aumenta la presión sobre los distritos escolares locales para garantizar que los estudiantes tengan los medios para mantenerse comprometidos con sus maestros durante un año sin precedentes.

El primer día de clases del ISD de Donna está programado para el 24 de agosto, y el superintendente Hafdeh Azaiez dijo que es imperativo moverse rápida y eficientemente para construir las torres, ya que más de la mitad del cuerpo estudiantil del distrito ha afirmado no tener acceso a Internet en casa.

Según una encuesta reciente realizada por el distrito, el 52% de su alumnado de aproximadamente 14 mil 500 no tiene una conexión Wi-Fi en el hogar.

Se estima que instalar las 12 torres costará alrededor de 3.7 millones de dólares, lo que Azaiez cree que será una inversión que vale la pena. El superintendente dijo que WiFiRus, con sede en Edinburg, llevará a cabo la instalación.

“Es una necesidad imperiosa tener internet; es una gran necesidad “, dijo Azaiez. “… Porque hoy en día se supone que Internet no se percibe como un privilegio, sino como una necesidad, como la electricidad o el agua”.

Las torres se construirán en propiedades escolares en toda la ciudad, y se espera que la construcción comience en las próximas dos semanas. Azaiez dijo que el plan es construir cuatro torres a la vez.

Explicó que en Donna, muchos de los estudiantes del distrito viven en vecindarios rurales que carecen de la infraestructura para soportar el acceso a Internet de alta velocidad o cualquier conexión.

“Es difícil aquí, especialmente en las zonas rurales de Donna tener acceso a internet, por lo que estamos entusiasmados de poder cerrar esa brecha y ocuparnos de esa brecha digital”, dijo Azaiez.

Cada torre proporcionará acceso inalámbrico a Internet en un radio de 1 milla.

El proyecto es una parte de los esfuerzos del distrito para equipar a sus estudiantes para el año escolar virtual. Varios cientos de puntos de acceso Wi-Fi están disponibles para aquellos que viven fuera del alcance de las torres.

Además, cada estudiante recibirá un dispositivo: iPads para estudiantes de jardín de niños a segundo grado, y Chromebooks para estudiantes de tercer grado en adelante. Estos fueron una compra de 5.7 millones de dólares.