ROMEO CHAPA

BROWNSVILLE — Romeo Chapa falleció pacíficamente por causas naturales el 25 de abril de 2020, en su casa con su amada esposa a su lado, Berta Farías Chapa. Era un amado esposo, padre, abuelo, bisabuelo y Texas Aggie “a muerte”.

Romeo nació el 13 de noviembre de 1929 en San Benito, Texas. Cuando asistía a la Preparatoria San Benito, conoció al amor de su vida, Berta. Después de la preparatoria, Romeo y Berta asistieron a universidades separadas, pero luego regresaron a San Benito y se casaron el 2 de junio de 1954. Pasaron los siguientes 66 años juntos criando a sus dos hijas gemelas y disfrutando de sus nietos y bisnietos. La universidad para Romeo fue interrumpida por la Guerra de Corea, después de la cual, regresó a College Station, Texas, donde se graduó de la Universidad Texas A&M. Después de graduarse de Texas A&M, regresó al Valle, se instaló en Brownsville y abrió su negocio de seguros en Brownsville en 1959.

Romeo tuvo varias empresas comerciales a lo largo de los años y fue a su oficina todos los días hábiles hasta 2017, cuando, a los 87 años, vendió su negocio y se retiró. Durante su carrera comercial de más de 60 años, Romeo no solo obtuvo varios honores por su perspicacia en los negocios de seguros, sino que también fue miembro de la directiva del Pan American Bank y copropietario y director de Coors Distributing Co. en McAllen, Texas. Romeo estuvo activo en la comunidad de Brownsville. Se desempeñó como presidente de Alhambra; fue miembro de la junta asesora de la escuela Villa María y de Incarnate Word; fue vicepresidente y miembro de la junta escolar del Distrito Escolar Independiente de Brownsville; y se desempeñó como presidente del West Brownsville Lions Club.

Después de la familia, Texas A&M fue el centro de su vida. Romeo a menudo se jactaba de su tiempo en Texas A&M y su amor por el fútbol Americano de los Aggie. Romeo nunca perdió la oportunidad de mostrar el cartel de Aggie “gig ‘em” y lució con orgullo su anillo Aggie que sus nietos le dieron para reemplazar el primero que perdió. Romeo era un verdadero caballero y, sobre todo, amaba el tiempo que pasaba con toda la familia. En las reuniones familiares, Romeo siempre tenía chistes nuevos y nunca perdía la oportunidad de expresar su dicho favorito: “getting old isn’t for sissies”. No había duda de que Romeo y Berta amaban todos sus eventos familiares especiales.

Lo extrañaremos muchísimo, ya que Romeo fue un maravilloso esposo, padre, abuelo, bisabuelo y amigo. Deja a su amada esposa de 66 años, Berta; sus hijas, Becky Jordan y su esposo Shelby, y Tita Longoria y su esposo Shelby; sus seis nietos Rebeca Ortiz Barlow y su esposo Peter, Antonio Ortiz y su esposa Jacqueline, Eduardo “Wayo” Ortiz, Adrienne Longoria Brown y su esposo Tim, Sarah Longoria y Shelby Longoria Jr.; y sus cuatro (ahora casi cinco) bisnietos, Thomas y Chloe Barlow, Alexandra Brown y Vivienne Ortiz.

Le precedieron en la muerte sus padres, Daniel Chapa Sr. y Petra Gonzáles de San Benito; sus hermanos, Luciano y Daniel; y sus hermanas, Bertha y Blanca Treviño. Le sobreviven su hermano, Rubén (Noemí) de Cedar Park, Texas; y hermana, Consuelo Champion, de Chihuahua, Chihuahua.

Debido a las circunstancias actuales, una celebración de su vida se llevará a cabo en una fecha posterior.

La familia quiere agradecer a Superior Hospice que le brindó consuelo y cuidado durante sus últimos días. Como una expresión de simpatía y en lugar de flores, se pueden hacer contribuciones conmemorativas a la Clínica de Cáncer Infantil Vannie E. Cook Jr., en 101 W. Expressway 83, McAllen, Texas 78503, (956) 661 9840, www.vanniecook.org y la Guadalupe Regional Middle School, en 1214 E. Lincoln St., Brownsville, Texas 78521, www.guadalupeprep.org.

© 2020 El Nuevo Heraldo. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.