EEUU amplía la política de ley fronteriza indefinidamente de la frontera con México y Canadá por coronavirus

WASHINGTON (AP) – La administración Trump anunció el martes que está extendiendo indefinidamente una política de estricta aplicación de la ley fronteriza debido al brote de COVID-19.

Una orden firmada por el Dr. Robert Redfield, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, dijo que debería permanecer debido a las condiciones de salud pública en los Estados Unidos, Canadá y México como resultado de la pandemia de coronavirus.

La orden permite a la Aduana y la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos expulsar de inmediato a cualquiera que haya dejado de intentar ingresar al país sin autorización, incluidas las personas que buscan asilo.

Los CDC revisarán las condiciones de salud cada 30 días para determinar si la política debe permanecer vigente.

Las dos versiones anteriores tenían un límite de 30 días desde el principio. La última extensión debía expirar el miércoles.

Funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional dicen que la pandemia de COVID-19 hace que sea demasiado peligroso mantener a las personas en sus instalaciones de detención. CBP ahora expulsa a la mayoría de los migrantes capturados en aproximadamente dos horas, en lugar de los días o semanas que tomó anteriormente.

Los defensores de los inmigrantes dicen que priva a las personas del derecho legal de solicitar asilo según el derecho internacional.

El secretario interino de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, Chad Wolf, dijo al anunciar la extensión que la orden ha sido “una de las herramientas más críticas que el departamento ha utilizado para prevenir la mayor propagación del virus y proteger al pueblo estadounidense, los oficiales de primera línea del DHS y aquellos bajo su cuidado y custodia de COVID-19 “.

© 2020 The Associated Press. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

The AP is one of the largest and most trusted sources of independent newsgathering. AP is neither privately owned nor government-funded; instead, as a not-for-profit news cooperative owned by its American newspaper and broadcast members, it can maintain its single-minded focus on newsgathering and its commitment to the highest standards of objective, accurate journalism.