Dominio absoluto

El programa de golf femenino de Los Fresnos perseguía la historia cuando la pandemia COVID-19 forzó una parada repentina a su dominante temporada.

Las Lady Falcons fueron el único programa para niñas o niños en el Valle del Río Grande que tuvo dos equipos clasificados entre los 10 primeros en promedios de equipo y contaba con que varios jugadores se clasificaron entre los 25 mejores para puntajes individuales. El entrenador Luis González vio en las tarjetas (de recorrido) plaza para el torneo estatal y dijo que era decepcionante que no pudieran ver que su arduo trabajo se hiciera realidad.

“Fuimos competitivos en el estado y estábamos terminando realmente fuertes, estaban jugando al mejor de su nivel, lo que nos hubiera puesto al menos avanzando al torneo estatal”, dijo González. “Ningún equipo de 6A ha hecho eso, niños o niñas, en el Valle, por lo que habría sido un gran logro y algo que estábamos esperando”.

Los Fresnos A fue el mejor equipo del Valle con un promedio grupal de 331.07 en siete eventos, y Los Fresnos B ocupó el sexto lugar con un promedio de 375.17. Las Lady Falcons tenían a tres chicas entre las 10 mejores para sus promedios de puntuación individuales — Vanessa Campos (2), Natali Barrera (7) y Allison McGinnis (9), que lideraron todos los programas. La estudiante de segundo año Gabriana Garrido, la senior Kasandra García y la junior Jianna Granado obtuvieron lugares entre los primeros 25.

La profundidad del programa de varsity de Los Fresnos es un activo valioso, pero también presenta un desafío para González. Al caudal de talento él lo llamó un buen problema, porque si bien dificulta las decisiones de la lista, también mantiene las prácticas competitivas y la ayuda a cada jugador para progresar a un ritmo rápido.

“Por lo general, no tomo una decisión hasta la mañana de un torneo sobre cómo las voy a alinear, de esa manera me doy toda la semana para mirarlas.

Esa mañana, salgo del club y las chicas están listas para recibir cualquier tarjeta de puntuación que les dé”, declaró González. “Sin embargo, las fichas caen, estas chicas son lo suficientemente maduras para entender. No es fácil cuando tienes un segundo equipo que es tan fuerte como cualquier otro equipo de varsity en el Valle”.

Campos, la mejor golfista de Lady Falcons, firmó su carta de intenciones para competir por la Universidad de Western Carolina en marzo y fue una de los jugadoras más dominantes del Valle. Ella ganó los cuatro torneos en el Valle del Río Grande en los que jugó y disparó más las rondas bajo par de todos los golfistas locales.

Uno de las mayores competidoras de Campos fue su joven compañera de equipo, McGinnis. La estudiante de segundo año subió rápidamente a la cima después de aprender golf por capricho el verano anterior a su primer año.

McGinnis cambió su bate de softbol por palos de golf y dedicó sus últimos dos veranos, como lo hará nuevamente este año, a mejorar sus puntuaciones.

McGinnis ascendió al primer equipo esta temporada después de mantenerse en el segundo equipo el año pasado y obtuvo cinco resultados entre los 10 primeros. González afirmó que depende de ella para desempeñar un papel de liderazgo la próxima temporada y mostrar a los estudiantes de primer año cómo convertirse rápidamente en golfistas consistentes.

© 2020 El Nuevo Heraldo. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.