BISD renuncia a la escuela de verano; opta por clases en línea

Junta aprueba gasto de $3 M para computadoras portátiles

A pesar de que el gobernador de Texas Greg Abbott ha dado el visto bueno para hacerlo, el Distrito Escolar Independiente de Brownsville ha decidido no ofrecer clases de verano presenciales este año.

El lunes, Abbott anunció que los distritos escolares de todo el estado podrían comenzar a ofrecer instrucción en el aula de la escuela de verano a partir del 1 de junio, siendo la primera vez que se podría ofrecer en Texas instrucción en persona desde que la pandemia de coronavirus cerrase las escuelas hace dos meses.

Los estudiantes de los distritos escolares independientes de Brownsville y Consolidado de Los Fresnos han asistido a clases desde el 23 de marzo a través de Google Classroom y otras aplicaciones de reuniones grupales en línea o utilizando paquetes de aprendizaje tradicionales con lápiz y papel.

El martes, BISD dijo que continuaría ofreciendo instrucciones utilizando los métodos de entrega desarrollados desde que golpeara el coronavirus durante las vacaciones de primavera.

En Los Fresnos, los funcionarios escolares dijeron que todavía se estaban desarrollando planes.

“Todavía estamos funcionando bajo las órdenes de COVID-19 del gobernador”, declaró el superintendente del BISD, René Gutiérrez. “Aunque se nos permite hacerlo, la seguridad sigue siendo un problema. Traer estudiantes durante el verano no sería seguro”.

Dora Sauceda, superintendente asistente del BISD para Currículum, Instrucción y Responsabilidad, dijo que la escuela de verano afecta este año a unos 1,500 estudiantes. Al respecto, añadió que las clases se ofrecerán usando las mismas plataformas a las que los estudiantes y los maestros se han acostumbrado desde que BISD recurriese a la educación a distancia y los paquetes de instrucción. Las plataformas en línea incluyen Google Classroom para estudiantes de tercer a duodécimo grado y Seesaw para estudiantes de pre-jardín de infancia a segundo grado.

No obstante, debido a que las pruebas de evaluación STAARS y los exámenes de fin de curso se han suspendido durante la pandemia, los estudiantes y los maestros se están concentrando en el trabajo del curso que debe completarse para lograr la promoción al próximo grado, o en el caso de los estudiantes de último año, para graduarse. “Es la recuperación del crédito ponerse al día o graduarse, más la doble inscripción en el Texas Southmost College”, recalcó.

Alrededor del 60 por ciento de los estudiantes está aprendiendo en línea, mientras que el 40 por ciento está usando paquetes de instrucción.

La semana pasada, BISD autorizó el gasto de más de $3 millones para el pedido de 11,000 Chromebooks de Google, mientras que una subvención del proyecto Sprint 1 Million autorizó 2,000 hotspots para la educación a distancia en verano, señaló Sauceda.

Asimismo, agregó que un comité de aproximadamente 75 miembros del personal y la comunidad están ayudando a desarrollar la entrega de un plan estratégico de instrucción, mientras que otro está desarrollando posibles calendarios para el año académico 2020-2021.

El primer día de la escuela de verano es el 1 de junio.