Surgen empleos - El Nuevo Heraldo: El Valle

Surgen empleos

POR FERNANDO DEL VALLE Redacción | Posted: Monday, September 9, 2019 8:29 pm

HARLINGEN — Un número creciente de refugios financiados por el gobierno federal retiene a miles de niños migrantes en el Valle del Río Grande.

Mientras tanto, los refugios están empleando a miles de residentes en una de las regiones más pobres de los Estados Unidos.

A lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México, el Valle se ha convertido en el principal punto de entrada para los migrantes centroamericanos, incluidos decenas de miles de niños detenidos sin padres o tutores.

“La cantidad de personas entrando al país es muy elevado”, destacó la hermana Norma Pimentel, directora ejecutiva de Caridades Católicas del Valle del Río Grande, la semana pasada.

Pimentel, quien ha guiado a más de 100,000 refugiados centroamericanos en su camino hacia nuevas vidas desde 1982, señaló que la violencia en los países centroamericanos continúa llevando a un gran número de migrantes a la frontera.

De octubre a julio, los agentes de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos detuvieron a 191,768 familias, así como a 31,125 niños que viajaban sin sus padres o tutores, la cifra más alta en años.

“La gente continúa viniendo debido a la situación en casa”, recalcó Pimentel. “Según las historias que escuchamos, la violencia no se detiene y es difícil trabajar y estar seguros, por lo que tienen que encontrar un lugar seguro para que sus hijos crezcan”.

Mientras tanto, los funcionarios del gobierno han revisado la política para exigir refugios financiados por el gobierno federal para aumentar las detenciones de los niños migrantes para llevar a cabo verificaciones de antecedentes más exhaustivos de los patrocinadores a los que se pueden liberar los niños.

“Donde solía ocupar dos o tres semanas, ahora son tres o cuatro meses”, añadió Jodi Goodwin, una abogada de Harlingen que maneja casos de inmigración.

En el Valle, 13 refugios albergan a miles de niños migrantes, resaltó Ofelia de los Santos, directora de los Ministerios de Cárcel de Caridades Católicas.

“Pasan un total de dos o tres meses allí antes de reunirse (con la familia) o ser enviados de regreso a su país de origen”, dijo.

Ahora, dos nuevos refugios se están abriendo mientras que otros se expanden.

Preocupaciones planteadas

Durante años, abogados como Goodwin han ingresado a los refugios para representar a niños indocumentados.

“Cumplen un propósito para menores no acompañados para que no vayan a detención de adultos”, subrayó.

“Parecen hogares grupales”, dijo Goodwin sobre los refugios. “Tienen áreas comunes como una sala de estar, un pasillo con habitaciones con cuatro a seis niños alojados en literas. Por lo general, cada niño tiene un casillero o baúl para guardar sus cosas y un trabajador de cuidado infantil asignado a cada habitación”.

Sin embargo, recientemente, en todo el país, los informes de malas condiciones de vida y abuso físico y sexual en algunos refugios están causando preocupación.

Algunos refugios se convirtieron en símbolos politizados en la controversia en torno a la detención de niños migrantes, atrayendo a políticos de todo el país.

Creación de empleo

En el valle, los refugios emplean a más de 5,000 residentes.

“Tiene un impacto económico definitivo positivo en nuestra economía”, manifestó Pat Hobbs, director ejecutivo de Cameron Workforce Solutions en Brownsville.

“Contratan a mucha gente y para todos los que contratan, ese dinero sale en la economía siete veces”.

Nuevo refugio

En Raymondville, una nueva compañía llamada SOG International se asoció con Sunny Glen Children’s Home, que ha albergado a niños maltratados y descuidados en San Benito desde 1936, para abrir un refugio para albergar a 500 niños.

“Mi compañía vio la necesidad de proporcionar atención de refugio”, indicó Wayne Lowry, presidente y director ejecutivo de SOG, que solía servir como director ejecutivo de Hábitat para la Humanidad del Valle del Río Grande.

El refugio, que se abrirá a mediados de noviembre en el sitio de una antigua tienda Walmart de 100,000 pies cuadrados, se espera que contrate hasta 600 empleados.

SOG, con sede en Weslaco, incluye a Lowry, el empresario Joaquín Spamer y el abogado de McAllen, Luis Cantú.

Spamer, propietario de Ci Logistics, con sede en Mission, o CiL, el mayor distribuidor de algodón estadounidense en México, compró el antiguo edificio Walmart, convirtiéndolo en un almacén para servir a los productores de algodón del condado de Willacy.

Lowry, ex presidente de la junta directiva de Sunny Glen, dijo que SOG se acercó a Sunny Glen para gestionar el refugio.

“Nos sentimos más cómodos con los estándares en Sunny Glen”, aseguró.

Lowry expresó que no ayudó a elegir a Sunny Glen solo porque Chase Palmer, el director ejecutivo de la casa, solía ser su compañero de cuarto en la Universidad Estatal Sam Houston.

“Definitivamente, cuando trabajas con personas que conoces y conoces su calidad, es una parte importante del proceso”, apuntó Lowry, refiriéndose a su amistad con Palmer.

Lowry afirmó que Sunny Glen respondió a una propuesta federal de abrir un refugio para albergar a los niños migrantes detenidos después de cruzar la frontera sin padres o tutores.

“Se basa en nuestra capacidad para desempeñarnos con la más alta calidad de atención”, justificó sobre el éxito del grupo en lograr un contrato con la Oficina federal de reasentamiento de refugiados.

En el refugio, “la seguridad y el bienestar de los niños es nuestra prioridad número uno”, añadió Lowry.

Sunny Glen, dijo que “asegura que el personal esté debidamente capacitado para que si ven algo que parece inapropiado, lo denuncien”.

“Estamos utilizando el nivel más alto de tecnología”, argumentó Lowry. “El sistema de seguridad nos permitirá tener un mejor control de las áreas en las que se encuentran los niños. Vamos a poder documentar, registrar y monitorear para asegurarnos de que estén seguros”.

Refugios en expansión

En Los Fresnos, un refugio con sede en Florida rivaliza con el distrito escolar como el principal empleador de la ciudad.

Ahora, Comprehensive Health Services está expandiendo dos de sus tres refugios, informó el gerente de la ciudad de Los Fresnos, Mark Milum.

El año pasado, la organización lanzó su operación de refugio después de que los Servicios Educativos Internacionales locales perdieran su contrato federal en marzo, despidiendo a unos 800 empleados.

Ahora, Comprehensive Health Services rivaliza con el distrito escolar de Los Fresnos como los empleadores más grandes de la ciudad, cada uno con aproximadamente 1,500 empleados.

“Se han expandido bastante”, destacó Milum. “Lo han estado haciendo desde el día en que comenzaron — sirviendo a más personas. Tienen que tener tanto personal por niño”.

Refugios del valle

En McAllen, Upbring, con sede en Austin, planea abrir un segundo refugio, de los Santos, de Caridades Católicas, avanzó.

En el Condado de Cameron, las organizaciones internacionales continúan alojando a miles de niños y emplean a la misma cantidad de residentes.

Con seis refugios, Southwest Key, con 3.350 empleados, tiene licencia para albergar a 2.300 niños, dijo el portavoz Neil Nowlin.

En 2013, la organización con sede en Austin abrió sus refugios en San Benito en el antiguo Hospital Dolly Vinsant Memorial y el antiguo Centro de Rehabilitación y Enfermería Atrium Place.

Luego, en 2017, Southwest Key abrió un refugio de 208,000 pies cuadrados en una antigua tienda Walmart, que ahora alberga a aproximadamente 1,500 niños.

Mientras tanto, BCFS gestiona un refugio de 593 camas que emplea a 886 personas en Harlingen y un refugio de 50 camas en Raymondville, que emplea a 97 trabajadores, mencionó la portavoz Krista Piferrer.

Surgimiento centroamericano

En 2014, decenas de miles de migrantes centroamericanos aumentaron los cruces ilegales a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México. 

En medio de la afluencia, miles de niños migrantes que viajaban sin padres o tutores fueron detenidos, lo que provocó un impulso para obtener más refugios.

Desde entonces, un gran número de centroamericanos continúa caminando hasta la frontera.

Sin embargo, la reciente afluencia palidece en comparación con los números récord alcanzados en 2000, cuando los arrestos a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México aumentaron a 1.6 millones antes de que el gobierno federal tomara nuevas medidas de aplicación, incluida la duplicación del número de agentes de la Patrulla Fronteriza.