McAllen: Hombre recibe 15 años por tomar como rehenes a migrantes - El Nuevo Heraldo: Policiaca

default avatar
Welcome to the site! Login or Registrate below.
|
No te?||
Logout|Mi panel
Don't Miss:

McAllen: Hombre recibe 15 años por tomar como rehenes a migrantes

Es el noveno acusado que será sentenciado

Print
Font Size:
Default font size
Larger font size

Posted: Tuesday, July 2, 2019 10:12 am

El noveno y último acusado en un caso relacionado con la toma de inmigrantes indocumentados como rehenes fue sentenciado a más de 15 años en prisión el martes, según los registros de la corte. La juez de distrito Micaela Álvarez le dio a José Mapaleón Rodríguez una sentencia de 188 meses de prisión por su papel en un plan para traer, refugiar y tomar como rehenes a varias personas indocumentadas, según muestran los documentos de la corte. A Rodríguez también se le exigirá que permanezca en libertad supervisada durante tres años al completar la sentencia de más de 15 años de prisión. Rodríguez, de 28 años, de Mission, fue uno de los nueve hombres involucrados en el plan.

Antes de la sentencia de Rodríguez el martes, Luis Aguilar, Alhan Sánchez, Aarón Sánchez, José Luis Rodríguez Melchor, Ricardo Rentería, Ricardo Rentería Rivera, Raúl Mario Rodríguez Jr., fueron sentenciados en septiembre de 2017, mientras que Juan Pérez-Alcoser fue sentenciado en noviembre, 28, 2017, muestran registros judiciales.

Luis Aguilar Jr., de 21 años, los hermanos Alhan Sánchez, 22, y Aarón Sánchez, 23, y Ricardo Rentería, 28, todos de Mission, además del sobrino de Renteria, Ricardo Renteria-Rivera, de 23 años, ciudadano mexicano ilegalmente en los Estados Unidos, todos se declararon culpables de conspiración para cometer toma de rehenes en 2016. Los hombres recibieron penas de prisión que iban desde los 30 meses hasta los 350 meses. El padre de Aguilar Jr., Luis Aguilar, de 66 años, y José Luis Rodríguez-Melchor, de 32, ambos se declararon culpables de ser un extranjero ilegal ilegalmente presente en los Estados Unidos después de la deportación y albergando a un extranjero ilegal. Fueron sentenciados a 97 y 105 meses, respectivamente.

Se espera que Aguilar y Rentería-Rivera se enfrenten a procedimientos de deportación luego de su liberación de la prisión, mientras que a los acusados restantes se les ordenó cumplir tres años de libertad supervisada luego de su liberación.

Los hombres fueron implicados en una investigación que finalmente reveló que un grupo de inmigrantes indocumentados había sido retenido en un escondite mientras esperaban el paso hacia el norte.

El 2 de mayo de 2016, un equipo de invasión de hogares que incluía un Aguilar Jr. armado entró en el escondite y exigió que los inmigrantes se fueran con ellos. La persona que vigilaba el escondite estaba en el suelo con una pistola en la cabeza. Luego, los inmigrantes fueron trasladados a otro lugar, donde les quitaron sus teléfonos celulares y la mayoría de sus pertenencias.

Según los fiscales del gobierno, algunos de los inmigrantes indocumentados fueron llevados a la residencia de Aguilar Jr., que compartió con su padre. Mientras estaban allí, Aguilar Jr. les dijo que sus arreglos iniciales de contrabando ya no eran buenos y que tenían que hacer nuevos arreglos con él. Aguilar Jr. los sostuvo a punta de pistola y les exigió que le dieran los nombres y los números de teléfono de los miembros de la familia a quienes llamó para exigir $ 2,000 para su liberación. Posteriormente, después de recibir el dinero, Aguilar Jr. entregó el grupo de personas indocumentadas a Rodríguez-Melchor para organizar el contrabando más al norte. Pero, en cambio, Rodríguez Melchor vendió el grupo a Rentería Rivera por $ 200 cada uno. Nuevamente, se llamó a los miembros de la familia y se les dijo que debían enviar dinero adicional para asegurar su liberación. Los Rentería llevaban armas y amenazaban con disparar a los inmigrantes si alguien intentaba escapar. Rentería ayudó a recoger el dinero y luego los llevó a un estacionamiento en McAllen, donde se suponía que debían infiltrarse en las represas aéreas de los remolques de tractor.

En lugar de hacerlo, tres de las personas del grupo se entregaron a los agentes de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos. Los fiscales alegaron que José Mapoleón Rodríguez desempeñó un papel en la extorsión de familiares adicionales para la liberación de los inmigrantes indocumentados. Se declaró culpable en noviembre de 2018 a un cargo de toma de rehenes; a cambio, los fiscales del gobierno acordaron desestimar el refugio y rehenes adicionales por los cargos.

El 18 de mayo de 2016, las autoridades ejecutaron tres órdenes de registro. En ese momento, confiscaron armas de fuego de las residencias de Aguilar, Sánchez y Rentería.

lzazueta@themonitor.com

© 2019 El Nuevo Heraldo. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

More about

More about

Follow us on Facebook