Propietarios de bares se la ingenian para reabrir durante COVID-19 - El Nuevo Heraldo: Noticias Locales

default avatar
Welcome to the site! Login or Registrate below.
|
No te?||
Logout|Mi panel
Don't Miss:

Propietarios de bares se la ingenian para reabrir durante COVID-19

Establecimientos podrán trabajar a un 25 por ciento de su capacidad

Print
Font Size:
Default font size
Larger font size

Posted: Saturday, May 23, 2020 6:00 am

Los bares de Brownsville abrieron el viernes. La medida es la última en una serie de restricciones levantadas por el gobernador Greg Abbott en un intento por impulsar la economía de Texas y algunos sienten que la decisión de reabrir está sucediendo demasiado pronto. Los propietarios de bares locales están adoptando una variedad de enfoques para garantizar la seguridad de los clientes y el personal.

Las pautas de Abbott permitieron que los bares se abrieran al 25 por ciento de su capacidad. Esto siguió a la reapertura parcial de restaurantes en un 25 por ciento; a esos restaurantes se les permitió el viernes comenzar a servir a los clientes al 50 por ciento de su capacidad.

Este es el caso de The Library at La Rioja, que según la propietaria Dacey Garza había estado cerrada desde el día de San Patricio. Garza ofrece servicios de barman y está entusiasmado por ampliar la capacidad, actualmente en torno a 17 personas. El viernes, The Library debía permitir el ingreso de 35 clientes. Garza dijo que ha tenido suerte. “No hemos tenido a nadie esperando afuera; hemos visto la cantidad regular de clientes o un poco menos: nuestros clientes habituales vienen a visitarnos”, dijo Garza.

Kathy Jennings ha sido propietaria de Southwinds Lounge durante 37 años y está orgullosa de su carrera, pero le preocupa que las restricciones sigan perjudicando a los negocios. “Soy la única mujer en Brownsville que ha estado en este negocio tanto tiempo en un bar. Espero poder seguir estando orgulloso algún día si podemos quedar atrapados en todo. Estamos en plena vigencia”, dijo Jennings.

La pandemia golpeó a Southwinds con fuerza. Jennings usó sus recursos para tratar de mantener su cabeza fuera del agua, pero se está endeudando sin ingresos durante varios meses, todavía tiene que pagar una renta alta y otras facturas. Solicitó asistencia para pequeñas empresas pero no ha recibido respuesta. Su equipo de cuatro cantineros y camareras de cócteles estarán equipados con máscaras y guantes y estará listo para trabajar el fin de semana.

Aunque la reapertura al 25 por ciento de capacidad ayudará un poco, Jennings sospecha que no ayudará mucho. Los bares pagan en promedio un 15 por ciento a la Comisión de Bebidas Alcohólicas de Texas además de los impuestos estatales, que equivalen a un 15 por ciento del total de las ventas brutas. “No habrá más de 25 personas a la vez. Va a ser difícil”.

El personal de Toucan Lounge está trabajando alrededor de su límite de 40 personas abriendo un nuevo y amplio patio al aire libre que anteriormente estaba cerrado al público. El propietario Andrew López enfatizó las precauciones que su personal está tomando para garantizar que los clientes sepan cuáles son las expectativas. “Gran parte de nuestro negocio es de boca en boca. Si alguien difunde la información incorrecta, eso puede ser perjudicial para todos nosotros. Vamos a tratar de hacer lo que dice el gobernador y seguir esas pautas, y decirles a todos lo que son mientras entran”, dijo.

López cerró el bar y no permitió que nadie entrara por razones de seguridad cuando la pandemia golpeó. Trabajó solo, rotando turnos con su gerente para hacer las cosas. López pudo sobrevivir con la ayuda de su arrendador, que no solicitó alquiler bajo techo en el lugar. Sus empleados iban a regresar a trabajar el viernes.

La gerente Xenia Fernández dijo: “Todos los días recibimos llamadas telefónicas y mensajes. ‘¿Ya están abiertos? ¿Cuándo están abriendo chicos? ¡No podemos esperar! ¡Queremos ir! “Para mí y las chicas, por supuesto, fue un gran corte cantidad de dinero. Trabajamos por las propinas y las chicas están sufriendo. Pero estamos listos para comenzar el viernes y estamos entusiasmados”.

El personal del miércoles realizó trabajos de mantenimiento en Toucan en preparación para el fin de semana. “Las últimas dos semanas nos hemos vuelto locos, nos hemos puesto nerviosos, mariposas, como si estuviéramos abriendo un nuevo negocio”, dijo López.

Sin embargo, ningún bar de la ciudad está listo para abrir. Las Ramblas en Market Square, un popular bar de cócteles en el centro, propiedad de Michael J. Limas y su hermano, permanecerá cerrado por ahora. Limas dijo que eso no cambiará en el corto plazo, pero alentó a los clientes a mantenerse actualizados con los últimos servicios y desarrollos a través del sitio web del bar y la página de Facebook.

“Los bares de cócteles son muy íntimos y cercanos. El distanciamiento social puede ser un desafío porque tenemos mil 200 pies cuadrados. Luego, en términos de lo que realmente podemos ofrecer a la clientela, será un entorno muy restrictivo y poco divertido. Eso no resuena con nuestra marca y nuestra cultura aquí “, dijo Limas sobre la decisión.

Al igual que otros propietarios, sospecha que la capacidad del 25 por ciento no generará suficientes ingresos para justificar mantener abierto el edificio. Las Ramblas fue uno de los primeros establecimientos en Brownsville que cerró debido al virus y optó por suspender al personal para que pudieran aprovechar los beneficios federales. Los propietarios continúan tomando precauciones.

“Primero estamos realmente en línea con la seguridad”, dijo Limas. “Somos los que cerramos cuando nadie más estaba cerrando porque queríamos asegurarnos de que nuestro personal y clientes estén a salvo. Eso sigue siendo válido hasta el día de hoy”.

esheridan@brownsvilleherald.com

© 2020 El Nuevo Heraldo. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

More about

Follow us on Facebook