Migrantes demandan a Patrulla Fronteriza - El Nuevo Heraldo: Noticias Locales

default avatar
Welcome to the site! Login or Registrate below.
|
No te?||
Logout|Mi panel
Don't Miss:

Migrantes demandan a Patrulla Fronteriza

Argumentan condiciones peligrosas e inhumanas

Print
Font Size:
Default font size
Larger font size

Posted: Tuesday, June 11, 2019 11:09 am

Los abogados que representan a siete migrantes de América Central alegan que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los EEUU, (CBP por sus siglas en inglés) los retienen en instalaciones superpobladas y les niegan el acceso a un abogado.

Los demandantes incluyen a Jairo Alexander González Recinos, de El Salvador; Gerardo Henrique Herrera Rivera, de El Salvador; Kevin Eduardo Rizzo Ruano, de Guatemala; Jonathan Fernando Beltrán Rizzo, de Guatemala; Enerly Melitza Ramos, de Guatemala; Karen Vanessa Borjas Zuniga, de Honduras; y Julia Elizabeth Molina López, de Honduras.

La demanda se dirige a varios funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional y busca la liberación inmediata de los migrantes bajo fianza, así como a cualquier otro que se encuentre en una situación similar.

“Los peticionarios fueron retenidos a mediados de mayo en o cerca de la frontera de Estados Unidos con México y posteriormente fueron detenidos. Una vez detenidas estas personas, a menudo son retenidas por largos períodos de tiempo (por información y creencias, hasta seis semanas) en celdas de hacinamiento, con comida, agua e instalaciones sanitarias inadecuadas, que a los abogados no se les permite visitar Las condiciones en estas celdas de retención son peligrosas e inhumanas”, afirma la demanda.

El litigio sigue a un informe de un organismo de vigilancia interno del DHS que reveló “hacinamiento peligroso” en una instalación de procesamiento de la Patrulla Fronteriza de El Paso donde una instalación diseñada para albergar a 125 detenidos tenía aproximadamente 900 personas durante un período de dos días a principios de mayo.

Las fotos publicadas en ese informe muestran a los detenidos amontonados en celdas y parados en los inodoros para obtener espacio para respirar, y muchos de ellos están retenidos por más de 72 horas — el mayor tiempo límite que la política interna de la Patrulla Fronteriza permite que los detengan antes de transferirlos a un centro de detención de ICE.

La Patrulla Fronteriza se ha visto abrumada por los inmigrantes que cruzan el Río Bravo en grandes cantidades y se entregan, sobrepasando los recursos de las agencias. En mayo, la Patrulla Fronteriza informó haber detenido a aproximadamente 133,000 migrantes, el número más grande en cualquier mes desde 2007.

Los abogados afirman que los detenidos nombrados en las demandas han estado confinados en una instalación de la Patrulla Fronteriza en Brownsville durante más de cinco días, donde han sido sometidos a tratos inhumanos y condiciones severas.

“Han sido puestos en instalaciones superpobladas y detenidos durante semanas sin alimentos y agua adecuados, instalaciones de saneamiento o acceso a un abogado”, afirma una demanda. “Los abogados no pueden visitar a las personas detenidas en estas instalaciones, por lo que el abogado no ha podido comunicarse directamente con ellos, ni obtener sus firmas en los G-28, los formularios requeridos para que el abogado sea reconocido como su abogado por el DHS”.

Los detenidos están llevando la acción a través de sus “amigos próximos”, nombrados como miembros de la familia, para cuestionar lo que los abogados llaman condiciones insoportables.

La demanda alega que algunas personas han estado detenidas por hasta 40 días.

Los abogados dicen que el encarcelamiento de sus clientes es ilegal debido a la confluencia de tres prácticas ilegales del gobierno.

“En primer lugar, se encuentran prácticamente en régimen de incomunicación”. “Casi no tienen contacto con el mundo exterior, y más particularmente, están retenidos en una instalación que no permite el acceso de los abogados”, afirma la demanda. “En segundo lugar, aunque los demandados aparentemente actúan bajo el color de la ley de inmigración, en base a información y creencias, los demandados han encarcelado a tres de los cuatro peticionarios nombrados por más de tres semanas, sin emitir documentos de cargos”.

Por último, la Patrulla Fronteriza los está deteniendo en instalaciones de detención temporal que no son apropiadas para pernoctaciones.

Ninguna de las demandas establece qué instalaciones o instalaciones de la Patrulla Fronteriza de Brownsville se describen en la queja.

“Sobre información y creencias, alegan que en algunos casos, los detenidos han recibido solo un sándwich al día y ninguno ha podido ducharse durante todo el tiempo de su detención”, afirma la demanda.

Desde mayo, CBP ha estado transportando a los detenidos en libertad bajo fianza a refugios en todo el Valle del Río Grande, incluso en Brownsville. Los inmigrantes que fueron liberados en la estación de autobuses y trasladados a la casa de asentamientos Good Neighbor en el centro de Brownsville no se habían duchado desde que fueron detenidos y los voluntarios locales siempre han pedido a la comunidad que done ropa para los migrantes.

La demanda describe que las estaciones de la Patrulla Fronteriza tienen condiciones notoriamente abismales, como se documenta en los litigios federales y los informes de terceros.

“Estas instalaciones, denominadas ‘hieleras’ (en español para ‘congeladores’), son habitaciones pequeñas, de concreto, con bancos de concreto o metal”, afirma el litigio. “En palabras de Aduanas y Protección Fronteriza, estas instalaciones no están diseñadas para dormir: no tienen camas y no se garantizan duchas”.

Los abogados también creen que algunos detenidos están firmando documentos que llevarán a su expulsión.

“Algunos de los detenidos en estas instalaciones han estado tan privados de sus necesidades básicas que han firmado documentos cuyo contenido desconocen (pero que probablemente renuncian a sus derechos en virtud de la Ley de Inmigración y Nacionalidad), involuntariamente y sin un examen adecuado sus temores de regresar a sus condados nativos y los medios para aprender acerca de los posibles medios legales para evitar la remoción inmediata “, afirma la demanda.

El litigio busca incluir a todos los que se encuentren en una situación similar a los demandantes.

“Los miembros no pueden recibir visitas de asesores legales, son detenidos sin alimentos, agua, lugares para dormir y servicios sanitarios adecuados y, a menudo, son obligados o coaccionados a firmar documentos, cuyo contenido pueden desconocer, pero que pueden estar relacionados con su salida voluntaria o expulsión de los Estados Unidos “, según la demanda.

Los abogados le están pidiendo a un juez federal que emita una orden judicial que impida que la Patrulla Fronteriza retenga a cualquier persona por más de 72 horas y que libere a cualquiera, con o sin un dispositivo de monitoreo electrónico, que haya estado detenido por más de 72 horas.

mreagan@brownsvilleherald.com

© 2019 El Nuevo Heraldo. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

More about

More about

Follow us on Facebook