Demócrata Julián Castro visita Matamoros; denunció condiciones - El Nuevo Heraldo: Noticias Locales

default avatar
Welcome to the site! Login or Registrate below.
|
No te?||
Logout|Mi panel
Don't Miss:

Demócrata Julián Castro visita Matamoros; denunció condiciones

Print
Font Size:
Default font size
Larger font size

Posted: Tuesday, October 8, 2019 11:27 am

El candidato presidencial demócrata Julián Castro, cruzó ayer por la mañana la frontera en el Puente Internacional Gateway para visitar a algunos de los cientos de migrantes solicitantes de asilo varados en Matamoros y esperando audiencias en los tribunales de inmigración.

Los migrantes, la gran mayoría de América Central, son alrededor de 1,000 en Matamoros y están ahí debido a una política de la administración de Trump — los llamados Protocolos de Protección al Migrante (MPP por sus siglas en inglés), o política de “permanecer en México” — eso hace que los solicitantes de asilo esperen en México hasta sus audiencias.

La política es una de las formas en que la administración Trump está tratando de disuadir a los inmigrantes de venir a los Estados Unidos y solicitar asilo. Antes de que se implementara MPP, a los solicitantes de asilo se les permitía esperar en los Estados Unidos, frecuentemente con miembros de la familia que ya vivían aquí, hasta sus fechas de audiencia.

Castro, ex alcalde de San Antonio y secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano durante la administración Obama, describió en una conferencia de prensa después de su recorrido por los campos de migrantes, al MPP como una “política horrible” que obliga a las familias a vivir en condiciones miserables y peligrosas.

“Vine aquí hoy para ver lo que está sucediendo en el lado mexicano de la frontera debido a los Protocolos de Protección al Migrante del Presidente Trump, o la política de permanecer en México” remarcó. “Lo que vi hoy es que este presidente ha ayudado a crear una crisis humanitaria”.

Muchos de los migrantes están enfermos, desnutridos y carecen de acceso seguro al agua potable, dijo Castro. Mientras MPP pide que los migrantes reciban protección humanitaria mientras están en México, Castro dijo que no estaban en evidencia.

“No veo refugios humanitarios”,

dijo. “Lo que veo son carpas que entiendo, que muchas organizaciones sin fines de lucro han provisto para estas familias. Veo muchos padres desesperados, muchos niños desesperados, niños enfermos”.

En un momento, Castro condujo a una multitud de reporteros y espectadores a la orilla del lado mexicano hasta el Río Grande, donde un caballo o una vaca muertos flotaban cerca.

“Es un desastre”, confesó. “La gente no debería vivir así. ... Eso no concuerda con lo mejor que deberíamos ser como americanos”.

Castro calificó al MPP de desastroso no solo por el aspecto de la crisis humanitaria, sino también porque va en contra de la política tradicional de Estados Unidos hacia los migrantes. Muchas de las familias obligadas a esperar en Matamoros, Nuevo Laredo y otras comunidades fronterizas han sido objeto de violencia, aseguró.

“Algunos han sido secuestrados, algunos han sido extorsionados, otros han sido tratados mucho peor de lo que estaban huyendo”, recalcó Castro.

“Pido a la administración que finalice el programa de permanencia en México de inmediato. Si soy elegido presidente,... terminaremos inmediatamente el programa MPP”.

Al regresar a los EEUU, Castro presentó a los funcionarios de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos, a 13 solicitantes de asilo que, según él, están exentos de las reglas del MPP y tienen el derecho legal de esperar en los Estados Unidos para sus audiencias. Entre ellos se encontraba un migrante con una discapacidad física acompañado por miembros de la familia y miembros de la comunidad LGBTQ

que han sido perseguidos, sometidos a violencia y que sufren traumas, dijo.

“Creemos que eso califica como un problema de salud mental y que deberían estar exentos de MPP por eso”, afirmó Castro.

En cuanto a la logística, Estados Unidos es totalmente capaz de manejar a todos los migrantes que llegan a la frontera, declaró.

“Sabemos cómo hacer esto”, dijo Castro. “Muchas de las personas que vienen a la frontera tienen familiares que viven en los Estados Unidos. Nuestros recursos deberían gastarse tratando de llevarlos a esos hogares amorosos lo más rápido posible.

A las familias que buscan asilo sin miembros en los Estados Unidos aún se les debe permitir permanecer juntas como familia mientras esperan las audiencias” manifestó. Mantener unidas a las familias debería ser la prioridad, en lugar de “dedicar recursos hacia un muro que la mayoría de los estadounidenses no quieren y que no funcionará, o a centros de detención”, precisó Castro.

“Necesitamos cambiar esta política”, subrayó.

© 2019 El Nuevo Heraldo. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

More about

More about

Follow us on Facebook