BROWNSVILLE: Comisión cuestiona gastos - El Nuevo Heraldo: Noticias Locales

default avatar
Welcome to the site! Login or Registrate below.
|
No te?||
Logout|Mi panel
+ Add a performer

BROWNSVILLE: Comisión cuestiona gastos

Print
Font Size:
Default font size
Larger font size

Miembros de la Comisión Municipal de Brownsville discutieron acaloradamente acerca del uso de los fondos durante la junta del martes, pero las raíces de sus preocupaciones pueden ser rastreadas hasta noviembre de 2012 y el comienzo de la división entre la Universidad de Texas en Brownsville y Texas Southmost College.

El Asistente del Administrador Municipal Pete González presentó un artículo durante la junta mostrando el uso de parte del dinero que la ciudad de Brownsville recibió de su arreglo con American Electric Power Texas Central Co.

El arreglo otorgó a la ciudad solo un poco más de 3 millones de dólares por su demanda contra la compañía de servicios públicos por asuntos de transferencia de propiedad después que el propietario que controlaba el interés optó por vender.

Ese dinero ha sido usado para un número de gastos, los cuales aparecieron todos en la hoja de cálculo presentada para ser aprobada por la Comisión Municipal en la junta.

Entre esos gastos había dos artículos con respecto a la reubicación de la Casa de Campo Charles Stillman, que actualmente se encuentra en el Parque Linear.

El Comisionado del Distrito 1 Ricardo Longoria Jr. primero mencionó las preocupantes acerca del cambio del edificio cuando se presentó el artículo.

“Lo siento, pero necesitamos hablar”, dijo él, mirando a González y al Administrador Municipal Charlie Cabler y diciendo que los cambios eran “noticias para él”.

El edificio fue movido de King Ranch cerca de Corpus Christi en noviembre de 2012 y fue colocado en la propiedad cerca del Edificio Cueto, que la ciudad adquirió con planes de construir un estacionamiento. Ese cambio costó 25 mil dólares y el dinero del arreglo se utilizó para cubrir ese gasto.

Después de casi un año en ese lugar, la división entre UTB y TSC había llevado a una cuestión de espacio para la universidad. La ciudad ofreció arrendar el Edificio Cueto a UTB con la advertencia que la escuela ayudara a construir ese estacionamiento.

Aun cuando Cabler dijo que los detalles específicos de ese contrato siguen siendo tentativos, la ciudad comprendió que su plan de largo plazo de construir un estacionamiento donde se había reubicado la Casa de Campo Stillman estaba siendo acelerado.

En un esfuerzo por liberar el espacio y permitir que se comience la construcción, la ciudad movió el edificio nuevamente, esta vez al Parque Linear.

Cabler explicó que su personal buscó un lote cerrado que fuera propiedad de la ciudad en un esfuerzo por recortar los costos de mudanza, que pueden ser elevados cuando se mueven edificios históricos.

La segunda reubicación costó 14 mil dólares y fue cobrada a la ciudad el 22 de octubre de 2013.

Cabler dijo que muy probablemente el edificio se habría perdido si la ciudad no lo aceptaba, pero dijo que no hay planes firmes para lo que sucederá con él o donde será colocado permanentemente.

La preocupación de Longoria era que aun cuando estaba en la capacidad del administrador municipal organizar ambas mudanzas, aun así quería que la comisión fuera enterada de esos cargos.

El personal municipal tiene autorización para hacer la mayoría de las compras que equivalen a menos de 35 mil dólares sin recibir aprobación de la Comisión Municipal, pero Longoria y la Comisionado Estela Chávez-Vásquez insistieron que las mudanzas deben haber sido llevadas ante la junta de gobierno municipal.

Aun cuando la preocupación de Longoria pareciera ser por el gasto sin examinar el dinero del arreglo de la ciudad, Vásquez continuó insistiendo que a causa de que el costo de ambas mudanzas juntas (39 mil dólares) excedió el umbral de los 35 mil dólares, la segunda mudanza debió haberse presentado ante la comisión.

A pesar de las explicaciones de Longoria, Cabler, el abogado legal municipal, John Villarreal, Comisionado del Distrito 4 y la Comisionado Rose Gowen, Vásquez continuó implicando que ella sentía que las dos mudanzas debieron considerarse como un solo gasto de 39 mil dólares, aun cuando las mudanzas sucedieron 11 meses aparte.

Villarreal dijo que entendía las preocupaciones de Vásquez, sin embargo, “No es dinero en monedas. Es mucho dinero”, dijo.

Villarreal y Longoria luego sugirieron que las decisiones sobre los gastos de arreglo en el reporte – 391 mil 142 dólares en total – provenían de un miembro de la mesa directiva.

“Sea que las órdenes vengan de un cierto miembro de la comisión”, Villarreal comenzó, antes de ser interrumpido por Longoria.

“O alcalde”, dijo Longoria.

“O alcalde”, continuó Villarreal. “Creo que debemos, por lo menos en nuestra carta o paquete del viernes, ser informados, aun cuando no exceda el umbral”.

Gowen y Cabler explicaron que la segunda mudanza se hizo necesaria cuando la ciudad tomó la decisión de arrendar el Edificio Cueto a UTB.

El contrato aprobado por la comisión en julio requirió que la universidad comenzara a hacer mejoras al estacionamiento alrededor del edificio en lugar de renta. Cabler sugirió el martes, sin embargo, que el idioma que la comisión solicitó era un escenario de “una cosa o la otra”, con la ciudad recibiendo ya sea mejoras o 92 mil 580 anualmente.

Ya que la ciudad no había recibido ningún pago de la universidad, los equipos municipales estaban comenzando a preparar el área para mejoras de estacionamiento, dijo él, con trabajadores internos iniciando tres reubicaciones en el área.

Sin embargo, para iniciar, la ciudad necesitaba mover la casa Stillman.

Longoria dijo que la Comisión Municipal no había recibido notificación acerca de las mejoras al estacionamiento hasta la semana pasada, pero Gowen indicó que había sido parte de las negociaciones datando desde el pasado verano.

“Tener el estacionamiento no es sorpresa”, dijo Gowen.

Luego señaló que la casa tenía que ser movida y preguntó a Vásquez acerca de su consulta.

“¿Es tu pregunta acerca de tomar los fondos de este dinero o cambiarla siquiera porque son dos asuntos separados?”, dijo ella.

Pero Vásquez nuevamente se agarró del umbral de 35 mil dólares de la ciudad, preguntando que ya sea que un proyecto sea dividido en pedazos o no, que sea llevado ante la comisión.

Cabler dijo que su personal haría eso en el futuro.

Deborah Portillo, Comisionado del Distrito 3, quien pidió que el artículo fuera presentado junto con Villarreal, luego cambió la discusión hacia la razón que la lista de gastos se solicitó, sugiriendo que la comisión desarrollara algún tipo de presupuesto para los 2.6 millones restantes.

La comisión luego decidió programar un taller de trabajo y probablemente una sesión ejecutiva durante la cual los miembros podrían discutir el uso de los fondos, al igual que otras compras hechas que estaban debajo del umbral y no se presentaron ante la comisión.

Entre esos gastos estaban compras de edificios en el centro y la renta de un edificio para albergar el nuevo Centro de Información de Renovación del Centro de la Ciudad.

© 2015 El Nuevo Heraldo. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

Follow us on Facebook